Temas Especiales

28 de May de 2022

Deportes

Jorge y ‘La Rojita’ se hicieron sentir

PANAMÁ. Como todo un general que guía a su tropa en las batallas, así lució Jorge Dely Valdés con el seleccionado nacional sub-17 que ll...

PANAMÁ. Como todo un general que guía a su tropa en las batallas, así lució Jorge Dely Valdés con el seleccionado nacional sub-17 que llegó hasta la batalla final en una ‘guerra futbolística’ llamada Premundial de la Concacaf.

Jorge, con la experiencia de clasificar a un mundial de la categoría (México 2011), dirigir al seleccionado mayor de manera interina y actualmente como asistente de su hermano Julio Dely Valdés, encaró el torneo regional con el principal objetivo de clasificar nuevamente al Mundial, y fue más allá, logró sorprender a muchos con alcanzar la final del certamen.

La unión, principal filosofía de los Dely, se notó en el seleccionado juvenil y en el área de Concacaf.

El trabajo de preparación previó al torneo brindó sus frutos en las canchas del Agustín ‘Muquita’ Sánchez y el Rommel Fernández. Con el avanzar de los duelos en el torneo, los jugadores mostraron mejoría. Los errores estuvieron presentes, pero fueron más las cualidades que la fallas.

Ahora el general de ‘La Rojita’ guiará a los suyos por segunda vez en un mundial de la categoría, esta vez será en Emiratos Árabes Unidos 2013.

Las maletas, con los errores fuera de ellas, deberán estar hechas para el torneo que se desarrollará del 17 de octubre al 8 de noviembre del presente año.

‘Me siento muy contento con el desempeño de los muchachos’, manifestó Dely Valdés. ‘Lo que hizo la Sub-17 es digno de aplaudir’.

Son al menos seis los meses de preparación para corregir las fallas previo a la cita mundialista en el medio oriente.

‘Muchas veces cometemos errores, no solo de portero. Seguiremos trabajando, aprendiendo de ellos y sobreponerno’, reconoció Jorge.

Sin duda el fútbol demostrado por los panameños gustó y trascendió fronteras, se tuvo el privilegió de tener a Joseph Blatter, presidente de la FIFA, en las gradas durante dos duelos disputados por los istmeños.