Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Deportes

Un merecido homenaje al Dr. Jacques Rogge

Dentro de 20 días, en la 125ª Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI), en Buenos Aires, Argentina, el 10 de septiembre, será eleg...

Dentro de 20 días, en la 125ª Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI), en Buenos Aires, Argentina, el 10 de septiembre, será elegido el noveno presidente del COI, en reemplazo del actual, el Dr. Jacques Rogge. Por ello quiero compartir con los distinguidos y selectos lectores del ‘‘Coctel’’, tanto en Panamá como en los países del área de habla española, una reseña de la Revista Olímpica, órgano oficial del Movimiento Olímpico, dirigida por Mark Adams, director de Comunicación del COI, y la versión en español a que haré referencia, de Dolores Vázquez, de diferentes aspectos del presidente del COI, en un escrito titulado ‘Una vida dedicada al deporte’.

Comienza así: ‘Tras la elección como octavo presidente del COI, Jacques Rogge condujo al Movimiento Olímpico a través de algunos de los hitos más importantes de su historia. Desde los primeros Juegos en China hasta la instauración de los Juegos Olímpicos de la Juventud (JOJ), pasando por la creación de más oportunidades para la mujer en el deporte y el avance en la lucha contra el dopaje, este belga de 71 años de edad deja tras de sí un importante legado, cuando se dispone a abandonar la presidencia del COI tras 12 años en el cargo. ‘Creo que se me recordará como un presidente que ha cumplido con su trabajo. Mi propósito siempre ha sido transmitir a mi sucesor un COI sólido y eficaz’, declara’.

‘Desde su época de regatista hasta sus años de administración y dirigente, Rogge siempre ha demostrado una inquebrantable dedicación al deporte. Ahora que se dispone a retirarse, consagrará más tiempo a sus dos nietos pequeños, cuyo incipiente amor por el deporte será sin duda un justo motivo de orgullo para su abuelo. Regatista y cirujano. El deporte ha ocupado un lugar destacado en la vida de Rogge desde niño. Su abuelo Jules había sido ciclista profesional a principios de siglo, y su padre Charles, fue campeón belga en atletismo y remo.

Nacido en la ciudad belga de Gante el 2 de mayo de 1942, y animado por su padre a llevar una vida activa, ya desde muy pequeño Rogge practicaba la vela ligera en el río Lys. Los fines de semana, sus padres llevaban a toda la familia a navegar en velero por el mar del Norte, hasta los puertos de Nieuport y Zeebrujas’. ‘Aquellas primeras experiencias fomentaron su amor por la vela y le permitieron desarrollar unas habilidades marineras que determinaron su incorporación en el equipo nacional belga. A los 17 años se proclamó campeón mundial juvenil al obtener el trofeo mundial de vela en categoría cadete. Mientras estudiaba en la Universidad de Gante para convertirse en cirujano ortopédico, siguió compitiendo en vela y, en 16 ocasiones, se coronó campeón nacional de Bélgica, además de proclamarse subcampeón en la Copa de ¾ de Tonelda. Ahora que el presidente del COI, Jacques Rogge, se prepara para dejar el cargo tras 12 años al frente del Movimiento Olímpico, La Revista Olímpica analiza la influencia del deporte en su vida y algunos de los principales logros de su presidencia’. ‘Pero la culminación de su carrera como regatista fue su selección para representar a Bélgica en la Clase Finn, en tres ediciones de los Juegos Olímpicos. En 1960, un Rogge de 18 años había visto por televisión los Juegos en Roma y había quedado cautivado por las actuaciones de atletas como el australiano Herb Elliott y el danés Paul Elvstrom. ‘Paul Elvstrom fue probablemente el mejor regatista de la historia’, dice Rogge. ‘Ganó cuatro medallas de oro consecutivas en vela en los Juegos de 1948 y 1960 y fue campeón del mundo en 15 ocasiones’. Continuaré mañana desde la primera participación de Rogge en Juegos Olímpicos, los XIX en México en 1968. (Continúa). Así es. Tome nota.

COCTEL DEPORTIVO