Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Deportes

Ichiro y la cuenta para los 3 mil ‘hits’

PANAMÁ. Ichiro Suzuki tiene un lugar seguro en el Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas.

PANAMÁ. Ichiro Suzuki tiene un lugar seguro en el Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas.

Desde su llegada en 2001 con los Marineros de Seattle, fue ofensiva instantánea.

A sus 39 años, se diría que pisa la cuesta abajo; sus números, sin embargo, indican que aún hay mucha cuerda para el japonés en el mejor béisbol de mundo.

LOS 3 MIL HITS

¿Por qué hablar de 3 mil imparables y no de 4 mil?

La cifra combinada de sus actuaciones en Japón y Estados Unidos no es computable para los registros de la Mayor League Baseball.

En Japón, con el equipo Onix de la Liga del Pacífico, conectó mil 278 inatrapables. Sumados a los 2 mil 722 que consiguió el miércoles último, redondeó los 4 mil hits en una carrera donde su bate ha sonado con autoridad.

Sin contar su actuación de anoche, Suzuki había pegado 116 inatrapables este año, jugando 120 partidos para los Yanquis de Nueva York, una muestra de durabilidad y consistencia incomparable en tiempos donde las lesiones se adueñan de los buenos peloteros.

En este momento, le restarían 178 imparables para llegar a los 3 mil en las Ligas Mayores; una proyección que se acortará al final de la temporada.

Ichiro Suzuki podría llegar sin problemas a la importante marca de inatrapables en agosto del próximo año, si se mantiene con un ritmo de actuaciones como el del 2013.

Entonces sí, la marca convalidada le dará un sitio en la sala de inmortales de las Ligas Mayores.

El japonés Suzuki aún es una pieza de gran utilidad para cualquier equipo de las Grandes Ligas y un titular de inigualable calidad en los jardines.