Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Deportes

'No hay que nacer en Europa para estar entre la élite del fútbol'

El panameño Roberto Moreno nunca pensó que una llamada telefónica le cambiaría totalmente su vida. "Estaba durmiendo con mi esposa. El ...

El panameño Roberto Moreno nunca pensó que una llamada telefónica le cambiaría totalmente su vida. "Estaba durmiendo con mi esposa. El teléfono sonó a las 2 de la madrugada".

Del otro lado de la línea se encontraba un portavoz de la FIFA y traía una feliz noticia: Moreno es uno de los 33 árbitros que irán al Mundial de Fútbol de Brasil. Un gran logro para este colonense que cobró solo 5 dólares por el primer partido que arbitró.

De ese día entonces han pasado muchos años, 28 para ser exactos, en las que Moreno ha tenido que aprender a combinar su trabajo de oficina, con su pasión, el fútbol.

Y es que Moreno, como muchos jóvenes, soñaba con ser un jugador de fútbol profesional. Pero el destino le tenía preparada otra cosa. El joven Moreno no despuntó como jugador. Una gran decepción que pronto fue bien compensada. Pasó poco tiempo para que descubriera que su talento estaba en ser el fiscalizador de cada partido.

"Cuando contesté la llamada y me dijeron que era uno de los árbitros del Mundial, di gracias a Dios. Abracé a mi esposa, a mi hijo y lloré... llegar hasta allá no fue fácil", comenta emocionado, tanto que a veces se queda sin palabras.Como él mismo dijo la alegría "es difícil de describir".

Moreno será el único panameño que pisará la grama de los estadios de Brasil y verá rodar de cerca al "brazuca", el balón de la Copa del Mundo. Es por eso que no se cansa de agradecer a las personas que siempre han confiado en él. El recorrido no ha sido fácil, pero su perseverancia le rindió frutos. "No hay que nacer en Europa para estar entre la élite del fútbol', concluye orgulloso el colonense.

En adelante, Moreno tiene que cumplir con una serie de compromisos antes de poner pie en tierras cariocas. El 10 de febrero próximo estará viajando a las Islas Canarias en el atlántico español, donde asistirá a un seminario. Luego, el 7 de abril, volará a Zurich, Suiza, donde además de asistir a otro seminario, será sometido a pruebas médicas y físicas, para finalmente viajar a Brasil, quince días antes de la inauguración del Mundial.

Con información de Saint Sarmiento