16 de Ago de 2022

Deportes

Un pensamiento firme

Un deportista es, en primer lugar, un ciudadano del país donde nace y al que representa internacionalmente. Definir su futuro depende de...

Un deportista es, en primer lugar, un ciudadano del país donde nace y al que representa internacionalmente. Definir su futuro depende de muchas cosas: inclinaciones deportivas, deportes donde se destaca, afición, oportunidades.

Casos en que deportistas y atletas apoyan a algún candidato presidencial, alcaldicio o diputado, como el de Jaime Penedo, Luis ‘El Matador’ Tejada, Blas Pérez y Rubén Tejada son muy comunes en otros países, principalmente en los Estados Unidos, donde nadie se extraña de que LeBron James apoye a un candidato republicano o demócrata.

En México, la corredora Ana Guevara intervino abiertamente en favor de un candidato, al igual que la golfista Lorena Ochoa; son solo algunos ejemplos en América Latina.

La pregunta es si en el caso de un atleta como Edgar Crespo, de un perfil no profesional y competidor del Ciclo Olímpico, puede prestar su nombre e imagen para favorecer la campaña del candidato oficialista.

Es una cuestión de ética, más que de política; y si en este segundo plano se hace alguna mención, no se han hecho propuestas sobre lo que se quiere hacer en materia deportiva en un próximo gobierno, salvo Juan Carlos Varela, quien dice que creará una Secretaría de Deportes, elevada a rango ministerial. Ha sido una campaña muy pobre en cuanto a propuestas para el deporte en nuestro país.