Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Deportes

Barcelona se juega su pase ante el Manchester City

BARCELONA. Dos equipos heridos se enfrentan hoy miércoles en el Barcelona-Manchester City por el partido de vuelta de octavos de final d...

BARCELONA. Dos equipos heridos se enfrentan hoy miércoles en el Barcelona-Manchester City por el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones.

Los anfitriones cuentan con ventaja de 2-0 en la eliminatoria tras ganar la ida en Manchester hace 20 días, pero pocas cosas han ido bien desde entonces para ambos, y cuesta adivinar quien afronta más tocado la cita, clave para definir la temporada de dos equipos aspirantes a todo, tanto en Europa como en sus competiciones domésticas.

El Barsa, cuatro veces campeón continental, viene de perder en la liga española, 1-0 el sábado en cancha del Valladolid, donde ofreció una pobre imagen y cedió buena parte de sus opciones a revalidar el título de campeón.

Un descalabro en la Champions agudizaría su crisis a 11 jornadas de enfrentar un trascendental clásico liguero con el líder Real Madrid.

Los azulgranas, que matemáticamente todavía tienen opciones de conquistar el triplete de la liga, Copa del Rey y Champions, marchan a cuatro puntos del Madrid en la primera competición, tienen cita con los blancos para la final de la segunda el 16 de abril y necesitan, cuanto menos, pasar ronda en la tercera para apaciguar los ánimos de crítica y público, cada vez más crispados con la labor del timonel argentino Gerardo Martino y sus futbolistas.

‘Si en esta situación no tengo temple, debería dedicarme a otra cosa. Debemos recuperar sensaciones y pensar en qué hicimos cuando el equipo jugó bien.

El equipo está vivo, tiene amor propio y valentía’’, valoró el martes Martino.

‘Yo no correría tantos riesgos descartándolo prematuramente. Estoy convencido de que hoy jugaremos un muy buen partido’.

No mucho más tranquilas bajan las aguas para el chileno Manuel Pellegrini en Manchester, pues su equipo también ha perdido comba en la liga, donde marcha cuarto, a nueve puntos de distancia del odiado Chelsea, aunque con tres partidos menos, y viene de caer eliminado en la copa inglesa de forma lamentable, al perder el domingo por 2-1 con el modesto Wigan, de la segunda división.