Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Deportes

Los contrastes del fútbol más rico del continente

CIUDAD DE MÉXICO. El impago de salarios en el Puebla y el Chiapas más el decomiso del Querétaro por la autoridad judicial desnuda la fra...

CIUDAD DE MÉXICO. El impago de salarios en el Puebla y el Chiapas más el decomiso del Querétaro por la autoridad judicial desnuda la fragilidad del fútbol mexicano, cuya selección es una de las cotizadas y con mayores ingresos de América.

Estos tres equipos afrontan un largo caudal de problemas por compras y ventas de franquicias con mudanzas de sede y ahora el impago de salarios, demasiado para una liga con 18 clubes en el máximo circuito.

El antecedente más fresco data de 2013, cuando la liga aprobó cambios de nombres, de sedes y de dueños en el caso del Querétaro, el Chiapas y el Puebla.

MALAS DECISIONES

El Querétaro, que se había caído a la segunda, resurgió con la llegada del empresario Amado Yáñez al comprar a los Jaguares de Chiapas para moverlo de sede.

Entonces, el grupo empresarial de Jesús y Carlos López Chargoy completó la compra del Puebla y del San Luis, al que sacó de su histórica sede con todo y entrenador para ponerle la camiseta de los Jaguares del Chiapas.

Meses después, el Querétaro fue confiscado por una investigación a Yáñez por un supuesto fraude bancario de 360 millones dólares y los jugadores de Puebla y Chiapas se quejan de no cobrar su dinero.