Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Baloncesto

Panamá y su obligación de reforzar el quinteto nacional

Panamá se enfrentará al equipo de Brasil, el próximo jueves 26 de noviembre, y al de Uruguay, el domingo 29 del mismo mes

El equipo panameño venció en el mes de febrero a Paraguay.Archivo | La Estrella de Panamá
Panamá, doblegó a la representación del Paraguay en sus dos primeros encuentros del grupo B de esta justa cestera.

La Selección Mayor de Baloncesto de Panamá, que en el mes de febrero empezó exitosamente su participación en el torneo clasificatorio para el FIBA América – Cup 2021, con victorias sobre su similar del Paraguay en partido de ida y vuelta, tendrá que enfrentar a rivales de mayor calidad técnica y de más estatura física que los paraguayos.

Tal es el caso del quinteto de Brasil, al que tendremos de rival el próximo jueves 26 de noviembre, y el de Uruguay, cuyo match se fijó para el domingo 29 del mismo mes, en Montevideo.

Ambos equipos, dotados de un nivel mucho más técnico y que cuentan en sus filas con jugadores de mayor calidad, altura y agresividad en el juego que Paraguay, serán un fuerte obstáculo a las pretensiones de triunfo de nuestro seleccionado.

Panamá doblegó a la representación del Paraguay en sus dos primeros encuentros del grupo B de esta justa cestera. En el juego como anfitrión, el triunfo fue de 82 a 79, en un desafío que resultó muy complicado, pero que pudimos ganar finalmente. En el partido de ida, disputado en la ciudad de Asunción, la victoria de Panamá fue mucho más cómoda, 75 a 66.

Frente a estos dos compromisos, tanto la Federación de Baloncesto de Panamá, que preside Jair Peralta, como el director del seleccionado, David Rosario, deben procurar reforzar este equipo con elementos nuestros que juegan en universidades estadounidenses, como es el caso de Molinar y Lindo, entre otros.

De igual manera, tener preparados a los delanteros estelares de Panamá, Trevor Gaskins y Eugenio Luzcando, ausentes en los partidos con Paraguay, e iniciar la preparación y fogueo del elenco completo y con el tiempo necesario.

No se trata solo de clasificar para estar en el Torneo FIBA América 2021 –que ya matemáticamente Panamá, con estos dos triunfos está clasificado como tercero en su grupo, porque clasifican los tres primeros de cada grupo–, sino que el objetivo debe ser el de presentar un equipo competitivo a nivel regional y mundial, como tuvo Panamá en otros tiempos.

Si existe la oportunidad de traer nuevos elementos a la selección, con la calidad necesaria, se debe aprovechar para que se prueben con equipos sólidos como Brasil y Uruguay.