Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Béisbol

‘Big Papi' deja el béisbol con un sabor agridulce

Tras la eliminación a manos de Cleveland, el dominicano cumplirá su promesa de retirarse

No era la manera como deseó y quiso irse David Ortiz del béisbol profesional, barrido en una Serie Divisional.

Pero cuando los Medias Rojas de Boston quedaron eliminados al perder el tercer partido por 4-3 ante los Indios de Cleveland, el estelar toletero dominicano había culminado una era inolvidable en el béisbol.

TERRY FRANCONA

‘David cumplió un viaje increíble, fue un honor dirigir a un pelotero excelente como él'.

‘Big Papi', quien cumplirá los 41 años de edad el próximo mes, había anunciado el año pasado cuando llegó a los 40 que la temporada del 2016 sería la última como jugador activo de Grandes Ligas.

Ortiz, que había llorado en el montículo del Fenway Park cuando salió a despedirse por última vez de los fanáticos del equipo que reclamaron su presencia para ovacionarlo, reconoció que había vivido un tipo muy especial de emociones, diferentes a las anteriores de las últimas semanas.

La primera ocasión fue cuando supo de la muerte del lanzador cubano José Fernández, de los Marlins de Miami, que el pasado 25 de septiembre falleció a los 24 años de edad en un accidente marítimo.

La segunda vez fue el último fin de semana de la temporada regular, al recibir tres homenajes de parte de los Medias Rojas previo a cada juego de Boston en su serie contra los Azulejos de Toronto, en el Fenway Park.

La tercera la noche del lunes último, cuando el público del Fenway pidió que el dominicano saliera a saludarles una última vez con el uniforme puesto tras la eliminación de los Medias Rojas.

Aunque se fue de apenas 9-1 en los tres juegos contra los Indios, Ortiz se despidió con la mejor última temporada de jugador alguno en la historia de las Mayores en cuanto a bateo se refiere.

Encabezó las Grandes Ligas en slugging con .620, en OPS (porcentaje de embasarse más slugging) con 1.021 y fue líder de la Liga Americana en empujadas con 127, para acompañar sus 38 cuadrangulares.

Ortiz conectó 541 cuadrangulares en una carrera de 20 años, con 1.769 impulsadas.

Su impacto en la ciudad de Boston ha sido incalculable, desde sus aportes en los primeros tres títulos de los Medias Rojas (2004, 2007 y 2013) desde 1908 hasta su presencia en la comunidad de la región de Nueva Inglaterra, además de la República Dominicana, del que se siente ‘muy orgulloso' de representar de todas las maneras posibles. Un legado grande de un gran pelotero.