Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Béisbol

Toronto tras la huella de los años noventa

Un equipo armado para destrozar lanzadores tiene la oportunidad de redimirse e ir tras los pasos del equipo que ganó dos Series Mundiales

Toronto tras la huella de los años noventa
Marco Estrada abrirá mañana ante los Indios.

Muchos aficionados de Toronto aún recuerdan las dos Series Mundiales ganadas por los Azulejos en los años 1992 y 1993.

Han pasado más de 20 años de aquellas gestas, en donde siempre se recordará el gesto que hizo Joe Carter, cuyo cuadrangular volteó el marcador para ganar la Serie Mundial de 1993.

‘Esos fueron muy buenos años', comentó recientemente John Olerud, un temible bateador izquierdo que fue campeón bate de la Liga Americana ese año, con promedio de .363, el más alto en la historia de la novena.

Sí, esos fueron buenos años; desde entonces, los Azulejos han tenido buenos equipos, pero ninguno se acercó a la grandeza del que dirigía Cito Gaston.

Pasaron grandes peloteros: Roger Clemens, Carlos Delgado, Roy Halladay, Frank Thomas; ninguno de ellos, a pesar de sus logros individuales, fue capaz de repetir la hazaña de una nueva corona de la Serie Mundial, ni viajar a la postemporada.

Todo cambió el año pasado, cuando el entonces gerente general, Alex Anthopoulos consiguió negociar al campo corto dominicano José Reyes por Troy Tulowitzki desde Colorado, y traer de los Tigres de Detroit al abridor zurdo David Price.

Ya había conseguido a Josh Donaldson de los Atléticos de Oakland, quien se unió a los dominicanos José Bautista y Edwin Encarnación para formar una alineación temible.

Ganaron la División Este de la Liga Americana, pero cayeron en la final por el pase a la Serie Mundial ante los Reales de Kansas City, que serían posteriormente los campeones.

Hoy, Toronto mantiene ese núcleo ofensivo, agregando a jóvenes y talentosos brazos como los del mexicano Marco Estrada, Marcus Stroman, Aaron Sánchez y J.A. Happ, que regresó a los Azulejos este año, unido a un bullpen donde otro azteca, Roberto Osuna, es un líder indiscutible con solo 21 años de edad.

Estos Azulejos son bastante diferentes a aquellos que ganaron dos Series Mundiales consecutivas.

Los de 1992 y 1993 eran especiales. El equipo de este 2016 todavía necesita alcanzar por lo menos el gallardete de la Liga Americana para acercarse a tal grandeza.

La serie que inicia hoy ante los Indios de Cleveland luce como una oportunidad perfecta para que los Azulejos de Toronto cimenten un proyecto cuyo objetivo es llegar a la Serie Mundial y ganarla, por tercera vez en su historia

UN EQUIPO COMPETITIVO

Los Azulejos quieren volver a una Serie Mundial y ganarla.

Hoy en Cleveland, el mexicano Marco Estrada abrirá el encuentro ante el estelar Corey Kluber.