Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Béisbol

El mal comienzo de los Azulejos no es sorpresa

Varios de sus peloteros más importantes, incluyendo al tercera base Josh Donaldson, están fuera de acción por lesiones

El mal comienzo de los Azulejos no es sorpresa
José Bautista tiene un pobrísimo inicio de temporada, pese a su multimillonario contrato.

Los Azulejos de Toronto han sido grandes animadores de la División Este de la Liga Americana desde el año 2015.

En esa temporada, ganaron el título divisional, gracias a la adquisición de Troy Tulowitski y David Price, que ayudaron al equipo en gran medida, y a la excelente campaña de Josh Donaldson, que ganó el premio al Jugador Más Valioso del joven circuito.

Hoy, sin embargo, los Azulejos son una sombra oscura de aquel equipo que lucía con todo su poder al bate, y un grupo de abridores de alto impacto.

Edwin Encarnación, el gran cañón de Toronto por cuatro temporadas, está ahora con los Indios de Cleveland; y su llave en la ofensiva, José Bautista, ha hecho muy poco en estas primeras tres semanas de temporada.

Por añadidura, Donaldson está en lista de lesionados, lo mismo que los principales abridores del equipo, J.A. Happ y Aaron Sánchez.

Los Azulejos han ganado apenas tres de los primeros 15 encuentros de esta temporada, mostrando una alarmante pobreza ofensiva, que le sitúa en el último lugar de todo el béisbol de las Grandes Ligas.

El mánager de los Azulejos, Josh Gibbons, sabe que necesita recobrar a sus piezas centrales, ante la ineficacia de todo el funcionamiento del equipo.

Donaldson tiene como cualidad sobresaliente el despertar los bates de sus compañeros, contagiándolos de energía con su juego alegre y poder ofensivo.

Aaron Sánchez puede considerarse uno de los mejores abridores jóvenes de la Liga Americana, y su aporte sobre la lomita luce imprescindible para los Azulejos.

Gibbons tendrá una dura prueba este fin de semana, pues anoche Toronto inició serie de cuarto partidos como visitante con los Angelinos de Los Ángeles, y tendrá otros tres encuentros más en la carretera, visitando a los Cardenales en San Luis.

Para recuperarse, Toronto tendrá que ganar los siete encuentros de estas dos series fuera del Rogers Centre.

En caso contrario, el equipo con el peor récord de las Grandes Ligas en estos momentos, habrá acentuado dramáticamente una crisis que no ha podido superar.

‘Nos hemos comenzado muy bien, así que buscamos salir de esta situación',

JOSH GIBBONS

MÁNAGER DE TORONTO