La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Béisbol

El ‘Perfecto', el orgullo y sus recuerdos de Panamá

Una extensa y productiva carrera en las Grandes Ligas coloca a Martínez como uno de los grandes atletas de la tierra ‘pinolera'

Denis Martínez caminaba con mucha satisfacción en la piscina Michelle Richardson, uno de los simbólicos escenarios de los XI Juegos Centroamericanos en Managua, Nicaragua.

Una dilatada y productiva carrera en las Grandes Ligas coloca a Martínez no solo como el mejor pelotero nicaragüense de todos los tiempos; además es uno de los atletas que más logros ha obtenido para la tierra ‘pinolera'.

‘Soy muy afortunado. Tuve una gran carrera como pelotero y hoy disfruto de todo lo que he conseguido', señaló el destacado ex Grandes Ligas, mayor ganador de encuentros entre los latinoamericanos que han jugado en la pelota profesional de los Estados Unidos.

‘Soy muy afortunado, tuve una gran carrera como pelotero y hoy disfruto lo que he conseguido',

DENIS MARTÍNEZ

EX GRANDES LIGAS

Martínez se encuentra especialmente complacido, porque los XI Juegos Centroamericanos se están celebrando en la capital de su país, Managua, y porque el escenario de la principal atracción de los nicaragüenses, el béisbol, lleva su nombre.

‘Es un gran honor, me siento muy orgulloso de que este estadio haya sido bautizado con mi nombre. Espero que todos los eventos que allí se celebren tengan la lucidez que esperamos todos, y que lo disfruten a plenitud', indicó.

Y hablando de béisbol, al héroe ‘pinolero' no se le escapa que la selección de su país tendrá que medirse a la de Panamá este miércoles en el imponente escenario pelotero.

‘Tenemos un gran equipo, con algunos jugadores de alto nivel y un par de peloteros de las Grandes Ligas. Para nosotros, el escenario ideal es jugar la final ante Panamá, para que se haga justicia con los que deben ser los dos mejores equipos del torneo.

Pero claro, yo voy a los míos y quiero que Nicaragua mantenga la medalla de oro', destacó entre carcajadas.

Los buenos recuerdos saltan a la memoria de Denis Martínez cada vez que se le pregunta por sus ejecutorias en las Ligas Mayores, siendo el primer pelotero ‘nica' en alcanzar un lugar en un equipo profesional del béisbol estadounidense.

Comenzó su carrera el 14 de septiembre de 1976, con los Orioles de Baltimore, y se retiró con los Bravos de Atlanta en 1998, una extensa carrera en la que ganó 245 partidos, más que ningún otro pelotero latinoamericano en las Grandes Ligas.

El 28 de julio de 1991, se convirtió en el primer lanzador latinoamericano en lanzar un juego perfecto en las Grandes Ligas, cuando supero a los Dodgers de Los Ángeles.

Lanzó para cinco equipos en las Ligas Mayores, fue a tres Series Mundiales, tuvo cuatro apariciones en el Juego de Estrellas y es uno de los contados lanzadores en la historia de las Grandes Ligas que ha conseguido ganar cien partidos en la Liga Americana y 100 en la Nacional.

Martínez es miembro del Salón de la Fama del béisbol mundial, junto al panameño Rod Carew y el cubano Omar Linares, y miembro de los salones de la fama del béisbol del Caribe y de los Orioles de Baltimore.

‘Fueron muchos años de muchas cosas buenas, que hoy estoy tratando de retribuir a mi pueblo con un trabajo por la niñez y la juventud', explicó Martínez, quien lidera una fundación que lleva su nombre y respalda la Academia Nicaragüense de béisbol, apoya además causas benéficas a favor de sectores de escasos recursos.

A Denis también le llaman ‘El Presidente' y es posible que ese mote se convierta en realidad, aunque el expelotero todavía piensa que deben madurar muchas cosas para llegar a un puesto de tan alta responsabilidad.

‘Una cosa sí me gustaría, y es que Mariano Rivera pueda venir a Nicaragua. Tenemos el próximo año una serie con el equipo de Cuba, eso va a ser grande, y espero poder invitar a Mariano para que nos acompañe', precisó.

Un estrechón de manos, y la foto correspondiente, sellaron un diálogo muy ameno con uno de los mejores peloteros latinoamericanos de todos los tiempos, el honor y máximo orgullo deportivo del pueblo nicaragüense.