La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Béisbol

Longoria, a los Gigantes, un buen cambio para el pelotero

Aunque ha visto caer sus números, el tercera base luce con la capacidad para reinventarse

A Longoria, la motivación parece ser el ingrediente que le hace falta.

Los Gigantes de San Francisco han vivido momentos de grandeza en los años pares, con excepción del 2016, donde no pudieron hacer muchas cosas.

La búsqueda de un jugador que cubra la tercera base ha sido una preocupación desde la ida del venezolano Pablo Sandoval a los Medias Rojas de Boston, ha sido infructuosa, incluso, trayéndolo nuevamente a sus filas.

Esta semana, sin embargo, se anunció el cambio de Evan Longoria de los Rays de Tampa Bay a los Gigantes, un movimiento que ha sido muy criticado en San Francisco.

¿Por qué? Posiblemente, la respuesta se encuentre en la merma notable en la producción ofensiva del jugador, que este año golpeó la esférica para promedio de .261, con 20 jonrones y 86 carreras empujadas.

Aunque cuando se miran algunos años recientes, en 2016 por ejemplo, dio para .273, con 36 jonrones y 98 remolques y en 2015, promedió para .270, con 21 jonrones y 73 carreras empujadas.

Es posible que Evan Longoria sea un típico caso del ‘jugador sobreevaluado, al que su salario por temporada parece no corresponder con su aporte en el juego.

Sin embargo, los Rays lo contrataron hasta el año 2022 en un acuerdo multianual del que aún le adeudan $81 millones.

Los Rays no perdieron tiempo para concretar la transacción con los Gigantes, quienes cedieron al jardinero Denard Span, el jugador de cuadro Christian Arroyo, prospecto número uno de la organización de los Gigantes, y los lanzadores Matt Krook, zurdo, y Stephen Woods, derecho, ubicados en los lugares 25 y 29, respectivamente, en la lista de promesas, para obtener los servicios de Longoria, quienes no está en el rango de súper estrella de las Grandes Ligas, sino más bien en el de figura útil para cualquier equipo.

A pesar de las críticas, todo indica que el mayor beneficiado con este cambio es Evan Longoria, quien toda su carrera ha jugado con Tampa en la Liga Americana, y ahora probará cómo son las cosas en el Viejo Circuito.

‘Es un cambio de aire para Longoria, sin dudas puede ser lo que necesita para recuperar su carrera. Con 31 años no es un pelotero acabado', apuntó una fuente cercana al trato entre Rays y Gigantes.

Longoria no es un bateador poderoso, pero sabe hacer el trabajo, como defensivo, es un ganador de tres premios al Guante de Oro y del premio al Novato del Año en 2008; entonces, tal vez lo que necesita es simplemente estar en un nuevo equipo, ante un reto diferente en su carrera.

Parece que es esa la apuesta que hacen los Gigantes al traer a Evan Longoria, dando en cambio a tres de los mejores prospectos de su organización.