Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Béisbol

Orgullo latino en el Juego de Estrellas de la MBL

Más de diez jugadores latinoamericanos han sido galardonados con el máximo premio individual en el juego de las Grandes Ligas de Béisbol

Mariano Rivera fue trece veces All-Star y campeón de la Serie Mundial en cinco ocasiones.Archivo | La Estrella de Panamá

El lanzador se prepara. Estadio lleno. ¡Buena la pelota, va un batazo grande, la bola se va, se va, se va y es un joooooonron... y allí lo vemos, dándole la vuelta al cuadro!

El béisbol es considerado uno de los deportes más populares en Estados Unidos, México, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, Nicaragua, Panamá, Cuba, Corea del Sur y Japón, entre otros países.

A mediados de julio se realiza una de las citas más esperadas por los amantes del béisbol: el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas de Béisbol, un encuentro anual entre los mejores jugadores de la Liga Nacional y la Liga Americana, en la que se han distinguido deportistas latinos y nacionales. Antes de ponerle nombre a estos jugadores orgullo latino, haremos un repaso a la historia de este emblemático encuentro.

El 6 de julio de 1933 tuvo lugar el primero de estos juegos en el Comiskey Park de Chicago, “con una asistencia de 49,000 aficionados que presenciaron un espectáculo inolvidable con la victoria de la Liga Americana 4-2 sobre la Nacional, por un jonrón de dos carreras de Babe Ruth”, reseña El Nuevo Herald.

La idea de este juego, que reúne a las principales estrellas de este deporte, salió de la mente de Arch Ward, un periodista, editor de deportes del diario Chicago Tribune. La iniciativa tuvo éxito y se continuó realizando los siguientes años.

El béisbol es considerado uno de los deportes más populares en Estados Unidos y América Latina.Archivos La Estrella de Panamá

En 1962 las Grandes Ligas de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés), la organización profesional de béisbol y la más antigua de las ligas profesionales deportivas en Estados Unidos y Canadá, comenzó a entregar el trofeo Arch Ward para distinguir al jugador más valioso del partido (Most Valuable Player) o MVP, y en honor al creador de este juego.

Maury Wills, de los Dodgers de Los Ángeles, en victoria de la Nacional 3-1 en el D.C. Stadium, en Washington, fue el primer ganador de esta distinción.

Latinos distinguidos en la MLB

“La presencia latina en el Juego de Estrellas comenzó el 10 de julio de 1951 en el Briggs Estadio de Detroit, cuando fueron elegidos por la Liga Americana el venezolano Alfonso “Chico'' Carrasquel, los cubanos Orestes “Minnie'' Miñoso y Conrado Marrero”, indica El Nuevo Herald.

Desde 1951, año tras año, fue aumentando el número de latinoamericanos en este deporte. Junto con ellos también llegaban los méritos y distinciones. “El primero en conquistar el MVP en 1965 fue el lanzador nacido en Laguna Verde, República Dominicana, que vestía el uniforme de los Gigantes de San Francisco, Juan Marichal, en triunfo de la Nacional 6-5 en el Metropolitan Stadium, en Minnesota”, indica el diario estadounidense.

Después de Marichal ganaron el trofeo: Tony Pérez (Cuba, 1967). Obtuvo dos anillos de Serie Mundial. En 1997 fue elegido al Salón de la Fama del Béisbol Cubano, con sede en Estados Unidos, y un año después en 1998, también sería exaltado al Salón de la Fama de los Rojos de Cincinnati.

David Concepción (Venezuela, 1982). Con 20 años de edad, en 1968, Concepción viajó por primera vez a Estados Unidos para jugar como pelotero profesional. Años más tarde se estableció como uno de los grandes de este deporte.

El listado de los ganadores de MVP también incluye a Julio Franco (Dominicana, 1990), considerado en 2007 el jugador activo más viejo en Grandes Ligas con 49 años de edad.

Los puertorriqueños Sandy Alomar (1997) y Roberto Alomar (1998) también se alzaron con el premio.

Siguen en el listado los dominicanos Pedro Martínez (1999), Alfonso Soriano (2004), Miguel Tejada (2005) y Melky Cabrera (2012).

Panamá también se alzó con el premio en 2013, en la figura de Mariano Rivera, lanzador que desarrolló su carrera en los New York Yankees. Es considerado como uno de los mejores relevistas de la historia. Fue trece veces All-Star y fue elegido al salón de la fama de Cooperstwn con el 100% de los votos.