09 de Dic de 2022

Boxeo

Las ‘Pelenchinadas’ llegan a la conclusión

El exdoble campeón mundial anunció oficialmente su retiro de los encordonados acompañado de familiares y amigos

Las ‘Pelenchinadas’ llegan a la conclusión
Caballero (c) junto a su esposa Sissy Amaya e Irving Saladino.

Celestino ‘Pelenchín’ Caballero anunció ayer oficialmente su retiro como boxeador profesional luego de 16 años de carrera en el deporte de las narices chatas y orejas de coliflor.

Caballero, excampeón mundial de dos categorías diferentes, anunció su retiro a los medios con la compañía de su esposa y su representante, dos personas que acompañaron al púgil desde sus inicios en el complicado deporte.

Una operación de retina en su ojo izquierdo afectó el desempeño del boxeador que alcanzó a adornar su cintura con los títulos supergallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), además de ser monarca mundial pluma de la AMB.

‘Agradezco a la afición panameña por todos estos años que me acompañaron y apoyaron’, expresó Caballero.

Además de su esposa, Sissy Amaya y el promotor Rogelio Espiño, estuvo acompañado por Irving Saladino y el árbitro de fútbol mundialista Roberto Moreno.

El también cantante de musica reggae se le podría ver nuevamente en los cuadriláteros, pero esta vez como árbitro.

‘Quiero trabajar para convertirme en árbitro y ayudar desde esta posición al boxeo’.

Entre las grandes batallas brindadas por el oriundo de Colón, figuran el triunfo del 2005 ante el favorito Daniel Ponce De León. Derrotó, al entonces prospecto mexicano en choque eliminatorio por el título supergallo de la FIB. La victoria marcó el camino a lo que sería la conquista de su primer título mundial.

Posteriormente, en 2006, derrota de visita al filipino Somsak Sithchatchawal para adquirir el título absoluto supergallo AMB.

Luego de cinco defensas, se enfrenta al canadiense Steve Molitor a quien

le arrebata el título de las 122 libras de la FIB.

Abandona la categoría supergallo para buscar el título pluma de la AMB en 2011 ante el argentino Jonathan Barros. En un polémico fallo cae y vuelve a la casa de Barros para derrotarlo y conseguir el título, al que renuncia posteriormente por diferencias con el organismo.