Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Boxeo

¿Hay atractivo en el ‘GGG' vs. Jacobs?

Muchos expertos estiman que solo es el preámbulo para enfrentar al ‘Canelo' Álvarez

¿Hay atractivo en el ‘GGG' vs. Jacobs?
Daniel Jacobs podría dar una gran sorpresa.

El mundo del boxeo espera ver en el año 2017 encerrados en el cuadrilátero al kazajo Gennady Golovkin y al mexicano Saúl ‘Canelo' Álvarez.

Antes, ambos tendrán que solventar compromisos previos.

Golovkin tiene pendiente el combate del 18 de marzo ante el estadounidense Daniel Jacobs, en el Madison Square Garden de Nueva York, mientras que Álvarez negocia un pleito contra su compatriota Julio César Chávez Jr, posiblemente para el mes de mayo.

Lo que más llama la atención es que el ‘GGG' se encontró tal vez con el mejor rival que pudo conseguir en las circunstancias actuales, siendo prácticamente un boxeador invencible, pegador y resistente.

Así que bien vale la pena preguntarse, si es Jacobs un buen termómetro para medir al invicto campeón de 34 años, con marca de 36-0 y 33 victorias por nocáut.

¿BUEN TERMÓMETRO?

Cuando le echas un vistazo al registro de Jacobs, es posible darse cuenta que el nativo de Brooklyn cuenta con algunos nombres conocidos y otros considerados como buenos contendientes.

Noqueó dos veces a Sergio Mora, el ex campeón súper welter, y sorprendió al mundo sacando en el primer asalto al entonces invicto Peter Quillin.

Jacobs tiene marca de 32-1 y 27 victorias por nocáut, es el campeón mediano reconocido por la Asociación Mundial de Boxeo y dentro del grupo de exponentes en la categoría, se le considera el número dos del mundo.

Por su parte, Gennady Golovkin ha destruido a cuanto rival se le ha puesto por delante, aunque para algunos, se trata de contendientes de cuestionable calidad.

Otros, por su lado, sostienen que Golovkin es vulnerable para un boxeador capaz soportar castigo y tener una buena pegada.

Utilizan el último pleito ante el británico Kell Brooks para sostener su tesis.

Brooks hizo ver mal a Golovkin en el pleito celebrado el pasado 10 de septiembre en Greenwich, Inglaterra, conectándolo con solidez, aunque sin la fortaleza como para noquearlo, ya que subía directamente de las 147 a las 160 libras.

El inglés sucumbió en el quinto asalto, producto del acoso de Golovkin.

A esa altura, dos jueces tenían el pleito empatado y otro llevaba la refriega 39-37, en su favor.

La pregunta es si Jacobs, quien sí es un peso mediano consolidado, será capaz de dañar con su boxeo al europeo, soportando su probado y devastador poder.

Al ver todo esto, la pelea resulta mucho más atractiva de lo que dice el papel.