Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Boxeo

Guillermo Jones y Tito Mendoza, los reyes del nocaut en Panamá

La diferencia de hacer un artículo de este tipo, y de otro que hable de los mejores pugilistas, es que el último es totalmente subjetivo, y en el primero debes basarte en estadísticas

Hace poco cayó en mis manos una revista estadounidense especializada en boxeo, que entre sus artículos tenía uno que versaba sobre los maestros del nocaut de los últimos 50 años.

El exmonarca crucero Guillermo Jones encabeza al grupo istmeño de noqueadores.Cedida

La mayoría de los nombres que aparecían mencionados eran de excombatientes estadounidenses, lógicamente, pero también de alguno que otro latinoamericano.

Después de releerlo varias veces y comparar algunos récords, principalmente de los principales protagonistas, me dio por revisar en mis archivos para constatar si tenía un artículo similar, pero de los púgiles del patio.

Desde hace algunos años tengo la costumbre de escribir artículos sobre diversos temas del deporte, unos llegan a publicarse, pero otros se quedan en el tintero por falta de inspiración en el momento o porque no encontré material suficiente para desarrollarlo.

Ese fue el caso de los 'Reyes del nocaut del boxeo panameño', el nombre que le había dado a una nota, donde iba a referirme a los máximos noqueadores del patio.

Un detalle interesante es que entre los primeros nombres que anoté como referencias para sacar datos y detalles, estaban Roberto Durán, Rodolfo 'Bebe' Francis, Orlando Amores, Orlando Soto, Héctor Carrasquilla y el 'Púas' Carlos Murillo.

Confieso que escribí nombres al azar, como un tiro al aire. Por ejemplo, recordé que en los años 70 se hablaba del récord de nocauts consecutivos en Panamá, y que Durán y Francis estaban en ese top ten.

A Amores lo vi noquear a varios con ese formidable volado que tenía, y a Soto con esa recta de derecha que, alguna vez, me pareció similar a la de Tommy Hearns. De Durán, ni hablemos, y en el caso de Carrasquilla y Murillo, fueron excitantes fajadores, que jamás pidieron ni dieron tregua y cuando cayeron, lo hicieron con las botas puestas.

En esa ocasión, repito, solo copié 'de oídas', no hubo rigurosidad, pero cuando el filtro comenzó a hacer su efecto en una lista de casi 30 púgiles, la misma comenzó a reducirse y, como por arte de magia, nombres como los de Francis, Soto y Carrasquilla, desaparecieron.

Una lista selecta

La diferencia de hacer un artículo de este tipo, y de otro que hable de los mejores pugilistas, es que este último es totalmente subjetivo, y en el primero debes basarte en estadísticas.

Luis 'Nica' Concepción, tercero entre los máximos noqueadores, es el único púgil de la lista que se encuentra activo.

No obstante, admito que subjetivamente fijé dos parámetros para la nota. Uno, que el boxeador tuviera 35 o más pleitos, para que la nota adquiriera un peso específico; y con un 50% de nocauts propinados como mínimo.

Al final surgieron como los dos más grandes noqueadores del boxeo istmeño en toda su historia, el colonense Guillermo 'Felino' Jones y el veragüense Tito 'El Misil' Mendoza, dos figuras del pasado reciente de nuestro boxeo.

Jones fue el mejor, con un porcentaje de nocauts del 63,83%, lo más alto de nuestra particular lista.

Fue campeón crucero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y tuvo un récord de 41-3-2, con 30 nocauts. Su carrera la inició en 1993 como peso wélter y tuvo tres oportunidades titulares antes de coronarse en 2008.

En su carrera tuvo una seguidilla de 13 victorias por antes del límite entre 1994 y 1996, en los que ganó el título nacional wélter y los cinturones wélter y superwélter Fedelatin de la AMB.

Tito Mendoza es el segundo, con una hoja de servicio de 36-8, con 28 nocauts, para un porcentaje de 63,64%.

En 2007 peleó por el título mundial semipesado de la OMB frente al húngaro Zsolt Erdei, con quien perdió por decisión dividida, y entre 1995 y 1996 tuvo una seguidilla de seis victorias por nocaut.

El más grande atleta istmeño, Roberto Durán, se coloca en el puesto número cuatro, entre los mayores noqueadores del boxeo local.

La tercera casilla la ocupa el capitalino Luis 'Nica' Concepción con récord de 39-8, con 28 triunfos antes del límite, para un 59,57% en el renglón de nocauts.

Concepción, exmonarca mosca y súper mosca, en dos oportunidades tuvo una seguidilla de seis victorias por antes del límite. El primero fue entre 2007 y 2008 y, el segundo, de 2009 a 2010.

El cuarto lugar del 'rey del nocaut istmeño' está empatado entre los primos hermanos, Roberto Durán y Santiago Samaniego, con un porcentaje de 58,82% de nocaut propinados para ambos.

No obstante, Durán, cuatro veces campeón en diferentes categorías, es primero, por la mayor cantidad de peleas ganadas por antes del límite (70).

Durán, quien presenta un récord de 103 victorias en 119 peleas, tiene seguidillas de nueve triunfos entre 1968 y 1969, y de diez entre 1970 y 1971.

En tanto que Samaniego, excampeón mundial wélter, logró 30 triunfos por nocauts (37-13-1) y tuvo una seguidilla de nueve victorias por la vía del cloroformo entre 1994 y 1995.

El doble excampeón mundial Carlos 'Púas' Murillo es el siguiente en el grupo, con 29 nocauts en 38 victorias (38-11-1), para un porcentaje de 58,0%.

Tuvo una seguidilla de 13 victorias por antes del límite, una de las más altas entre los púgiles locales, entre 1991 y 1992; y otra de siete triunfos entre 1994 y 1995.

Los otros noqueadores

Los otros reyes del nocaut son el colonense Celestino 'Pelenchín' Caballero (55,81%), el capitalino Roberto 'La Araña' Vásquez (53,49%), el colonense Orlando Amores (53,33%), el chiricano Carlos Mendoza (52,7%) y el coclesano Francisco Fernández (51,11%).

'Pelenchín' Caballero noqueó en 24 de sus 37 triunfos, 'La Araña' Vásquez en 23 de sus 34 victorias, Amores en 24 de 36 triunfos, mientras que Mendoza noqueó a 39 de los 49 rivales a quienes venció, y Fernández anestesió a 23 de los 27 contrarios a quienes les ganó.

Todos ellos llegaron a disputar títulos del mundo, logrando Caballero y Vásquez ganar dos en diferentes divisiones. Caballero fue monarca súper gallo y pluma, y Vásquez lo fue en las 108 libras y en las 112.

Lo más notable de los otros boxeadores es que Mendoza fue el que más triunfos consecutivos tuvo por antes del límite, con un total de 16 (entre 1975 y 1976), y el único que realizó la mayor parte de su carrera en el exterior.