Temas Especiales

25 de May de 2020

Fútbol

De ídolo, a villano a ídolo

Antes de que Diego Maradona gane la votación para ser el sucesor de Alfio Basile al mando de la selección Argentina en octubre del 2008,...

Antes de que Diego Maradona gane la votación para ser el sucesor de Alfio Basile al mando de la selección Argentina en octubre del 2008, más del 70% de los fanáticos de la ‘albiceleste’ no querían a su ‘Dios’ como entrenador.

Y las razones eran completamente razonables.

Su experiencia como técnico era breve y con más sombras que luces. Dirigió al humilde Deportivo Mandiyú en 1994, equipo que luego terminaría descendiendo de categoría, y al grande Racing de Avellaneda, donde las derrotas le mostraron su salida del club rápidamente.

En el momento de la votación por ser el entrenador de la ‘albiceleste’, era una locura pensar que Maradona pudiera ganarle a laureados técnicos como Carlos Bianchi y Miguel Ángel Russo, pero la prensa, las ‘amistades del fútbol’ y el dinero pusieron al ‘Diez’ en el banquillo.

Los malos resultados fueron llegando y duraron un largo tiempo. Pero él seguía como técnico.

Cuando iban ocho meses de su trabajo como técnico de Argentina, su inexperiencia en tal posición había hecho pasar a 100 jugadores por la lista de convocados entre amistosos y eliminatorias. El equipo navegaba sin rumbo ni brújula.

Pero tras clasificarse a la Copa del Mundo en la última jornada, hoy Argentina goza de un 100% de efectividad en el Mundial, y Maradona logró imponer un récord: es la tercera vez que la ‘albiceleste’ pasa a octavos de final con resultado perfecto. Ahora todos lo quieren. Todos lo aman. El ídolo volvió al pedestal de donde lo subieron y lo bajaron.