Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Fútbol

El árbitro, una figura que se gana el odio unánime

Un componente central del espectáculo del fútbol es el árbitro: ‘silbato en boca, sopla los vientos de la fatalidad del destino

El árbitro, una figura que se gana el odio unánime
El árbitro, una figura que se gana el odio unánime

Un componente central del espectáculo del fútbol es el árbitro: ‘silbato en boca, sopla los vientos de la fatalidad del destino, y otorga o anula los goles. Tarjeta en mano, alza los colores de la condenación: el amarillo que castiga al pecador y obliga al arrepentimiento y el rojo que lo arroja al exilio’.

Nadie corre más que el árbitro, está obligado a correr todo el tiempo. Es la única unanimidad en el fútbol, ‘todos lo odian, lo silban siempre, jamás lo aplauden; cuando la pelota por accidente le golpea el cuerpo, todo el público le recuerda a su madre, aguanta insultos, abucheos, pedradas y maldiciones .