Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Fútbol

Barsa saboreó el triunfo en casa

El uruguayo Luis Suárez fue el héroe, al marcar el gol del triunfo en el momento preciso

El Barcelona ganó el clásico contra el Real Madrid (2-1) en un choque trepidante y aumentó a cuatro puntos su ventaja como líder respecto al equipo madridista, que tuvo en la primera parte la ocasión, incluso, para haber dejado sentenciado el partido.

El encuentro fue de un sufrimiento y agonía constantes, debido a que los dos equipos disfrutaron de numerosas ocasiones para llevarse el partido.

En la primera, el Real Madrid desperdició la ocasión de haber encarrilado el encuentro y en la segunda fue el Barça el que pudo marcar más goles.

Intensa primera parte, sin descanso alguno, en la que los dos equipos lo dieron todo, aunque en el global, a pesar del empate (1-1), fue el equipo blanco el que firmó los mejores momentos de juego, especialmente en el tramo final.

Antes de ello, el Barcelona fue el primero en asustar a Casillas, cuando Rakitic tuvo en el minuto 2 la primera ocasión de marcar. Sin embargo, el Madrid creció en unos minutos que arrancaron con una carrera sin obstáculo de Marcelo por una banda, recogió el balón Benzema y Cristiano lo envió al larguero.

Isco, en el siguiente minuto, lo intentó desde lejos y el balón acabó en córner.

El tercer golpe llegó de un remate de cabeza de Ramos sin peligro.

Era el minuto 13 y había un mensaje claro: el Barça se enredaba en el centro del campo, sin un Xavi (en el banquillo) que diese sentido al juego o un Busquets (también en el banco) que frenase la ofensiva rival, mientras que al Real Madrid le costaba casi nada llegar a las inmediaciones de Bravo.

‘Creo que es el gol más importante que he marcado. Pude aprovechar el espacio para el  gol...Luis Suárez-Delantero del Barcelona

La reacción azulgrana llegó en un chispazo, el que originó Messi enviando un balón al área en una falta que conectó de cabeza con precisión un actor inesperado, el francés Mathieu (1-0), después de que la zaga madridista hiciese más caso al movimiento de Piqué y descuidase al otro central.

Un premio que podría haber aumentado para los azulgranas cuando en un disparo errático de Luis Suárez el balón acabó en el dominio de Neymar, pero el brasileño no reaccionó bien y su disparo acabó en las manos de Casillas, que ya se sentía batido.

Después de vivir unos minutos sin nada, el Barcelona se inventó un pase desde el lateral donde Alves vio a Suárez, quien cruzó el balón por raso batiendo a Casillas (2-1).