Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Fútbol

Liga infantil de Fútbol, busca alejar a los niños de malos pasos

Alfonso Méndez Jr. Tercero es el entrenador de unos 45 niños

Liga infantil de Fútbol, busca alejar a los niños de malos pasos
Liga infantil de Fútbol Almar en Villalobos, corregimiento de Pedregal, busca alejar a los niños de malos pasos.

En Villalobos, Pedregal hay grupo niños que ansían que llegue sábado para ir a su práctica de fútbol, sus edades oscilan entre 5 y 12 años.  Ellos de 8:00 a.m. a 10:30 a.m. se olvidan por un momento de las tareas de la escuela y demuestran que a pesar de la situación que se vive a diario en su barrio, ese día es para jugar y aprender las últimas técnicas de fútbol.

Alfonso Méndez Jr. Tercero es el entrenador de unos 45 niños, que cada sábado imparte desde disciplina para jugar hasta llevar la palabra de Dios.

Alfonso no es un entrenador improvisado viene de una dinastía familiar dedicado a este deporte, es nieto de "Foncho" Méndez quien jugó para la Selección de Panamá. Además es sobrino del difunto Jorge Méndez que viajó a varios países representando a Panamá por Anaprof  y LPF.  Su padre trabaja actualmente con el equipo Alegría del Chorrillo.

Méndez Jr. Tercero, relata que la tarea no es fácil, inició en Parque Real y ya tiene un año y medio trabajando en la cancha de Villalobos, corregimiento de Pedregal con los niños, en su mayoría de bajos recursos.  Pedregal es un barrio difícil en donde hay jóvenes en riesgo social. Su trabajo es enseñar con el ejemplo, disciplina y dedicación, dar a conocer que este tipo de actividades como es fútbol, puede hacer la diferencia y alejarlos de los malos pasos.

Answard Leiba, padre de uno de los niños que asiste a la Liga infantil de fútbol, quería que su hijo se involucrará con el fútbol y siente que a pesar que él sí puede pagar el entrenamiento de su hijo cada sábado, busca la manera de apoyar el equipo.  Answard quien es tecnólogo médico, tuvo la oportunidad de conversar con el gremio de los laboratoristas clínicos al que pertenece y logró que patrocinaran el uniforme.

Los padres de los niños están conscientes que los pequeños se entretienen cada sábado y están ocupados en un deporte que los aleja de los vicios y malos pasos.