Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Fútbol

“El día que enfrenté a Rommel”

Hoy se conmemoran 22 años del accidente de auto en el que perdió la vida Rommel Fernández

El año 1984, fue muy especial para mi y para muchos compañeros del Colegio José Antonio Remón Cantera.

Yo estudiaba en quinto año y junto a un grupo de compañeros, conformamos el equipo del colegio para participar en un campeonato intercolegial.

Nos preparamos fuerte para afrontar el torneo, pero muchos de nuestros jugadores, a pesar de jugar bien, nunca había participado en un equipo propiamente dicho.

El sorteo no fue nada favorable. En el primer partido, nos tocó el rival que nadie quería enfrentar: el Instituto Nacional.

A pesar de todo, había mucha emoción, porque nuestro anhelo era jugar.

Sabíamos de antemano, que en el llamado ‘Nido de Águilas', había un jugador muy temido.

Su nombre era Rommel Fernández Gutiérrez.

A pesar de su juventud, Rommel Fernández ya era un jugador reconocido en los más altos niveles del fútbol nacional.

Para esa época, Rommel militaba en uno de los equipos más fuertes de la Primera División del Fútbol Distritorial de Panamá, el Atlético Panamá.

La plantilla del club Atlético Panamá estaba conformada en su mayoría por jugadores de la selección nacional.

Cuando empezó el partido en la cancha del Instituto nacional, la estrategia era tratar de anular a Rommel Fernández a toda costa.

Detenerlo fue imposible. Rommel nos acabó con su especialidad, los remate de cabeza. Marcó dos, de los tres goles con los que el Instituto Nacional nos derrotó.

‘Detenerlo era imposible, sobre todo cuando se levantaba para cabecear, Hice lo que pude para marcarlo, pero fue muy difícil', recuerda mi compañero Luis Gálvez, quien era uno de los defensores del Remón Cantera

Cuando finalizó el partido, me acerqué a Rommel, estreché su mano y me dijo: ‘buen partido'.

Nunca imaginé que tan lejos llegaría Rommel Fernández en su carrera futbolística, sobre todo. Tampoco imaginé, el trágico final que le esperaba.

UNA PERSONA HUMILDE

A parte de ser un gran jugador, la gran virtud de Rommel Fernández fue su humildad, según recuerdan sus compañeros de selección.

‘Lo recuerdo por su nivel de persona, su educación. Siempre fue muy respetuoso y siempre mantuvo su humildad. Nunca será olvidado, porque a pesar de lo que había conseguido, nunca perdió su humildad', señaló Víctor René Mendieta, exdelantero y gran goleador de la selección.

Para el defensa chiricano, Frank Lozada, lo que más admiraba de Rommel era su espíritu de lucha.

‘Era un jugador que entrenaba duro. Recuerdo que llegaba con golpes en sus piernas, porque jugaba en muchas ligas. Su físico era impresionante. A pesar de jugar en el mejor fútbol del mundo, siempre que llegaba a la selección, lo hacía con mucha humildad', aseguró Lozada.

Percibal Piggott, volante de la selección en los años 80 y 90, sostuvo que Rommel era una jugador alegre, y sobre todo muy humilde.

‘Recuerdo que Rommel llegaba cantando baladas de artistas españoles como Mosedades, Diango, Julio Iglesias. Si como jugador fue bueno, como ser humano fue espectacular. Nunca lo olvidaremos', dijo Piggott.

==========

fRANK LOZADA

‘A pesar de jugar en España, siempre llegaba con humildad a la selección nacional'

EX-DEFENSA DE LA SELECCIÓN NACIONAL

víctor rené mendieta

‘Nunca nadie podrá decir algo malo de Rommel. Fue una persona muy humilde'

EX-DELANTERO DE LA SELECCIÓN NACIONAL.

percibal piggott

‘Fui compañero de habitación en la selección. Rommel nunca perdió su humildad'

EX-VOLANTE DE LA SELECCIÓN NACIONAL.

==========

DATOS RELEVANTES

El ex árbitro de Tenerife, Domingo de Dios Palau, descubrió sus dotes.

Rommel jugó con la selección, las eliminatorias para el Mundial de 1994.

En 1986 viajó a Tenerife para jugar el Mundialito de la Emigración, y fue fichado por el Tenerife para jugar en segunda división.

Rommel anotó 23 goles en dos temporadas y ayudó al Tenerife a subir a la máxima categoría.

Jugó en el Valencia entre 1991 y 1992, luego fue cedido al club Albacete, con el que jugó entre 1992 y 1993.

El 6 de mayo de 1993, después de regresar de una comida con sus compañeros del Albacete, Fernández murió a los 27 años víctima de un accidente de tráfico en la carretera de Tinajeros,