Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Fútbol

Neymar sera capitán de Brasil en los Juegos

El anuncio de la capitanía de Neymar fue dado a conocer ayer por el técnico del conjunto brasileño, Rogério Micale

Neymar sera capitán de Brasil en los Juegos
El brasileño Neymar durante el entrenamiento.

El delantero brasileño Neymar, quien milita en el Barcelona de España, será el jugador encargado de llevar el gafete de capitán durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, justa en la que la Selección de Brasil buscará ganar por primera vez la medalla de oro.

El anuncio de la capitanía de Neymar fue dado a conocer este día por el técnico Rogério Micale, quien se mostró muy satisfecho con la disposición y entrega del jugador, quien es considerado como el máximo representante del fútbol brasileño en la actualidad.

DATOS RELEVANTES

  • Para Brasil, ganar la medalla de oro es un asunto de estado.
  • La escuadra 'Verde Amarelha' se medirá en la primera ronda con Sudáfrica, Irak y Dinamarca.
  • En caso de clasificarse a la siguiente etapa podría toparse Nigeria y Colombia, Alemania, Portugal.

‘Neymar superó mis expectativas sobre su calidad. Al grupo le gusta mucho porque es un buen jugador y un tipo con un corazón enorme, sobretodo para los más jóvenes. Abrazó a los chicos que nos ayudaron. Neymar será el capitán", declaró el seleccionador, quien se mostró confiado en que la famosa 'Canarinha' hará valer su localía y la confirmó como una de las candidatas a alzarse con la presea dorada.

‘Vamos a tratar de darle a la selección cómo tiene que jugar al fútbol para ganar esa medalla. Queremos demostrar que somos un equipo que lucha y que quiere competir todo el tiempo para ganar. Estamos listos como seres humanos que tienen sentimientos y que dejaran su cuerpo y alma en la cancha. No sé si ganaremos la medalla, pero lo daremos todo', comentó el seleccionador, quien se declaró más que listo para el debut de Brasil en los Juegos Olímpicos.

La escuadra 'Verde Amarelha' se medirá en la primera ronda con los representativos de Sudáfrica, Irak y Dinamarca, y en caso de clasificarse a la siguiente etapa podría toparse en el camino con selecciones de la talla de Nigeria y Colombia y más adelante con Alemania, Argentina, Portugal y México, el actual campeón olímpico.

Brasil es hoy más que nunca favorito para ganar el oro olímpico.

Primero, porque ganar esa presea se ha convertido en un asunto de estado y en un termómetro que marcará la felicidad o el descontento aumentado de una población que no quiere los Juegos en su casa. Pero, también, en un sentido estrictamente deportivo, porque no hay una selección con mejor equipo que los locales.

Ni Argentina, ni Alemania o Portugal llevan a sus mejores futbolistas menores de 23 años, ni tampoco a los refuerzos mayores de 23 que todos hubiéramos pensado. Tampoco México tiene el nivel para refrendar el oro que conquistó hace cuatro años. Si bien siempre cabe la posibilidad de una revancha, la situación no parece estar en un límite que amenace al actual Brasil.

La tragedia en caso de no ganar el oro puede ser de proporciones épicas. Algo que rayaría en lo inolvidable y que aumentaría un fantasma que podría ser grave para un país 100% futbolero: el decir que Brasil es el subcampeonísimo en Juegos Olímpicos, y que en su casa, no se hace respetar.