Temas Especiales

26 de May de 2020

Fútbol

Rusia rompe su mala racha en un amistoso

El partido pasó a la historia por dos motivos: porque los rusos jugaron por vez primera en Grozni, capital de la antes ‘explosiva' Chechenia

Rusia, anfitriona del Mundial 2018, rompió ayer su mala racha al derrotar por 1-0 a una flojísima Rumanía con un gol de fortuna en el tiempo añadido.

El partido pasó a la historia por dos motivos: porque los rusos jugaron por vez primera en Grozni, capital de la antes ‘‘explosiva” Chechenia, y vistieron una nueva camiseta que recordaba a la que llevaba la desaparecida URSS.

Aunque amistoso, el partido era importante para los rusos, especialmente para su nuevo entrenador, Stanislav Cherchesov, ya que de los cuatro encuentros disputados bajo su mando, los eslavos habían perdido los dos últimos ante Costa Rica y Catar.

Los rusos están clasificados automáticamente para el Mundial, pero el equipo actual amenaza con no dar la talla en la Copa Confederaciones de 2017, ya que ni la vieja ni la nueva generación destaca por su talento.

Mientras, los rumanos, entrenados por el alemán Cristoph Daum, venían de perder en casa ante Polonia en partido de clasificación mundialista, derrota que les puede salir muy cara.

Los rusos salieron fuertes y encerraron a los rumanos en su campo, aunque desperdiciaron todas las ocasiones de las que disfrutaron.

La mejor de todas la tuvo en sus botas el veterano Samédov tras una buena jugada colectiva, pero su disparo escorado fue despejado brillantemente por el portero internacional del Watford.

Kokorin y Miranchuk, los jugadores con mayor potencial de crecimiento del equipo ruso,

‘HA SIDO UN TRIUNFO MUY IMPORTANTE, PORQUE AYUDA A RECUPERAR LA CONFIANZA',

STANISLAV CHERCHESOV

TÉCNICO DE LA SELECCIÓN DE RUSIA

fueron los más activos de los locales, pero su continuas incursiones chocaron con la defensa rumana.

Los visitantes comenzaron a desperazarse y a la media hora Rotariu falló un gol cantado a puerta vacía tras un contraataque de libro y un magnífico pase desde la izquierda de Andone que superó a Akinféev.

Cherchésov ordenó a sus jugadores presionar en todo el campo tras la reanudación y los rumanos tuvieron pocas opciones de llegar al área rival.

Al cuarto de hora de la segunda parte saltó el campo el delantero del Rostov Poloz, uno de los jugadores de moda en Rusia y que disputa esta temporada con su equipo la Liga de Campeones frente al Atlético de Madrid y Bayern Múnich, lo que le dio más mordiente al ataque ruso.

Precisamente, Poloz controló el balón magistralmente tras un pase largo y le dio un pase de gol a Kokorin, que dejó incomprensiblemente que el balón se lo arrebatara el guardameta rumano.

Kokorin le devolvió el favor poco después con un buen pase adelantado, que su compañero controló con el pecho en el área grande, pero cuando se disponía a 'fusilar' a Pantilimon, su disparo salió muy desviado.

Los rumanos apenas dieron una a derechas en el segundo tiempo, pero el árbitro bien pudo pitar penalti en una caída de Andone (min.71), delantero del Deportivo de la Coruña, tras ser agarrado por Semenov dentro del área.