Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Fútbol

Panamá cerró bien y Honduras es el campeón

El equipo nacional quedó en deuda y terminó en el segundo lugar. Habrá que mejorar muchas cosas de cara la siguiente fecha de eliminatorias

La selección nacional cerró ayer con una buena victoria de 1-0 sobre Costa Rica, en la última jornada de la Copa Centroamericana que se jugó en Panamá.

Sin embargo, fue el equipo de Honduras el que festejó y al final levantó la Copa, la tercera en su historia.

No fue un buen torneo para el equipo que dirige el colombiano Hernán Dario Gómez, que tendrá que corregir muchas cosas de cara a la fase hexagonal de las eliminatorias de la Concacaf rumbo Rusia 2018, que se reanudan en el mes de marzo.

Con un equipo lleno de juventud, Panamá intentó conseguir su segundo título, pero desde el primer partido ante el equipo de Belice, con el que empató 0-0, fue evidente de que algo más faltaba en este conjunto.

LAS FALLAS DE PANAMÁ

El torneo fue productivo para ver nuevos jugadores y corregir fallas de cara a las eliminatorias de la Concacaf del mes de marzo.

Fue evidente que uno de los males de Panamá fue la falta de gol.

Panamá mostró dominio y mucha posesión de balón, pero le faltó contundencia.

Hay serias deficiencias a la hora de hacer centros efectivos.

Aún se nota que por momentos en la que los jugadores se desconcentran reclaman mucho a los árbitros.

Si bien es cierto Panamá fue un equipo dominante a lo largo del torneo, la falta de goles fue la nota característica.

Ayer, el equipo mejoró y derrotó a Costa Rica con un ‘golazo' de Armando Cooper al minuto 66.

Panamá terminó en el segundo lugar con 10 puntos, mientras que Costa Rica se quedó con el tercer puesto y siete unidades.

Honduras, Panamá, Costa Rica y El Salvador aseguraron su clasificación a la Copa de Oro de la Concacaf, que se jugará este año en Estados Unidos.

Los salvadoreños capturaron el último cupo al vencer a Nicaragua 1-0.

Los ‘pinoleros' tendrán que jugar un repechaje con Haití ara decidir cual de los dos irá a la Copa Oro. Los hondureños conquistaron su tercera copa en la historia, algo que no lograban desde 2011.

Eddie Hernández fue el autor del gol ‘catracho' que ganó la copa sin jugar un torneo brillante, pero si haciendo lo necesario para conquistarlo tras acumular 13 de 15 puntos posibles y terminar el torneo de forma invicta.

El equipo que dirige Jorge Luis Pinto no mostró mucho a la ofensiva, pero si una buena defensa y mucho orden.

Esas fueron la virtudes para conquistar el torneo.