Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Fútbol

El Barça supera a un Atlético sin puntería

El Barça se juega el pase a la final de Copa del Rey contra el Atlético de Madrid

Cinco tiros a puerta, tres goles. Así tumbó el Barcelona (3-0) en La Liga Santander al Athletic Club, que cuajó una muy buena primera parte en un escenario tan complicado como el Camp Nou y, aunque se diluyó en la segunda mitad, no mereció tanto castigo.

Con el duelo del próximo martes en el horizonte -el Barça se juega el pase a la final de Copa del Rey contra el Atlético de Madrid- salió el conjunto azulgrana.

Luis Enrique reservó de entrada a Luis Suárez y le ahorró a Messi la última media hora de partido, en un cambio pactado con el argentino, pensando en la cita copera ante el destacado conjunto madrileño.

No fue el día de Gorka Iraizoz, fusilado en el primer tanto local, pero que pudo hacer más en los otros dos.

Y eso que, por juego, el Athletic fue mejor que el Barça en esos primeros 45 minutos, en los que dispuso de varias ocasiones claras para batir a Ter Stegen.

Nada más empezar el partido, Raúl García enviaba una media vuelta al palo y, a los diez minutos, Williams cabeceaba fuera, solo frente a Ter Stegen, un centro desde la izquierda de Laporte.

El meta alemán del Barcelona se encargaría de abortar las dos siguientes: un mano a mano con Williams, tras superar el delantero del Athletic a Piqué por velocidad, y un tiro desde la frontal de Raúl García.

Los azulgranas, con sus habituales problemas para superar la presión asfixiante de los de Ernesto Valverde arriba, necesitaron mucho menos para marcar.

Entre Messi y Neymar llevaron todo el peligro a la meta defendida por Iraizoz. Y ya se sabe, cuando Leo y Ney están inspirados y se buscan constantemente, no hace falta mucho más.

Una jugada personal del punta brasileño acababa con el remate a gol, de primeras, de Paco Alcácer, a los 18 minutos. El delantero valenciano volvía a marcar en Liga nueve meses después.

DETALLES DEL PARTIDO

Con acertados tiros el Barcelona triunfó

3-0

Fue la pizarra final en la que tumbó el Barcelona en LaLiga Santander al Athletic Club, que cuajó una muy buena primera parte en un escenario muy complicado.

Messi se encargó de hacer el segundo, a cinco para el final de la primera parte al sorprender a Iraizoz, en un lanzamiento de falta escorado que el portero del Athletic se comió, al esperarse el centro y no el remate a puerta del genio rosarino.

Pero los vizcaínos aun podría haberse ido al vestuario con un tercer tanto en contra. No fue así, porque Neymar cruzó demasiado su tiro después de hacer un maravilloso eslalon por la banda izquierda en el que dejó sentado a San José, en la jugada que cerraba el primer acto del partido.

Rafinha inauguraba la segunda mitad con un cabezazo que pegaba en el exterior de la red de la portería de Iraizoz, pero tenía que abandonar el campo poco después. Ter Stegen le causaba una aparatosa herida en la cara con los tacos de su bota en una salida y el centrocampista brasileño, que no paraba de sangrar, no pudo seguir.