La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Fútbol

Madrid pasa la vuelta y se enfoca en el PSG

El empate ante el Levante supuso otro duro golpe anímico, más que futbolístico, que ahora debe superar para enfrentar la eliminatoria

Isco Alarcón (i) fue reclamado por la afición madridista al técnico Zidane.

El Real Madrid sigue sin encontrar aquella chispa que encienda sus motores de victoria.

El empate que el sábado último le arrancó el Levante en el estadio Ciutat, acabó de rematar las malas y titubeantes actuaciones que el cuadro blanco de la capital española ha tenido desde hace más de dos meses.

El técnico madridista, Zinedine Zidane, no acertó una vez más, al colocar a su tridente Bale-Benzama-Zidane de salida, dejando a Isco y Lucas Vásquez en la banca.

El resultado de esta apuesta terminó en la igualada a dos goles, un resultado que no aprovechó el Barcelona, que también cedió puntos al igualar a un tanto ante el Espanyol; pero que tampoco le ofrece nada que celebrar a los capitalinos, porque no hubo más que una imagen pálida de un equipo donde hay material de alta calidad, que sencillamente no está funcionando de la mejor manera, o de la que se hubiera esperado.

MOLESTO ZIDANE

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, indicó tras el empate (2-2) de su equipo ante el Levante que estaba disgustado al considerar que sus jugadores pudieron evitar el segundo gol del rival y n lo hicieron.

‘Me molesta porque es algo que trabajamos en los entrenamientos-y lo podíamos haber evitado. Ellos han tenido cuatro ocasiones y se llevaron dos goles a favor. Los fallos en los contragolpes del rival significan que tenemos que trabajar más cada día', dijo el estratega.

‘Lo que ha pasado es muy duro porque significa perder dos puntos', dijo Zidane, quien explicó que cambió a Cristiano porque buscaba meter a un jugador en el centro del campo y tener más fuerza.

ENFOCADOS

El nuevo tropiezo y la pálida imagen ofrecida son los antecedentes con los que el Real Madrid prepara el duro encuentro de ida este miércoles ante el París Saint Germain, en los octavos de final de la Champions League, y que se antoja como una final anticipada.

UN EQUIPO EN PROBLEMAS

El Real Madrid ha sido un onceno muy titubeante en sus últimas salidas

En sus siete más recientes partidos, tiene solo dos victorias, un empate y tres derrotas.

La eliminación de la Copa del Rey, y su evidente mala actuación en La Liga tienen a mal traer a los merengues.

Y es que los franceses tienen un equipo donde figuras como Neymar, Verrati, Cavani, Dani Alves, Di María, Thiago Silva y Marquinhos tienen la capacidad para acabar con las ilusiones blancas en el propio Santiago Bernabeu.

A todo esto, Zinedine Zidane todavía siente que hay cosas que están a su alcance, además de la defensa del cetro de la Champions League.

‘Veremos si la Liga está imposible. Yo siempre voy a decir que no está sentenciada, aunque es verdad que son muchos puntos de diferencia. Queríamos una tercera victoria seguida y no llegó', añadió.

Zidane dijo que no está preocupado tras este nuevo traspiés liguero.

‘Estamos disgustados con el resultado, que estaba a nuestro favor y no sacaos adelante', dijo Zidane, quien indicó que no piensa en que si su futuro está ligado a la eliminatoria ante el PSG de Liga de Campeones.

‘Sólo voy a pensar en el próximo partido', concluyó.

Ese próximo partido podría ser vital en la continuación del francés en el banquillo merengue, donde ha conseguido respeto y notoriedad para algunos, pero desde otro punto de vista, hay quienes sostienen que los méritos se los debe a esa ‘BBC', que ahora parece que no funciona tan bien.