La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Fútbol

Dimes y diretes sacuden el fútbol

En el año de la primera presencia panameña en un Mundial, un caso de supuesta discriminación racial ha encendido el debate y ha profundizado la polémica

La polémica por el caso de discriminación racial ocurrido en la Liga Panameña de Fútbol (LPF) el pasado 24 de febrero, en un encuentro entre el Chorrillo FC y el Alianza FC, incrementó su temperatura.

Luego de que el presidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), Pedro Chaluja, expresara públicamente no querer diálogo alguno con Rubén Cárdenas Jr., presidente del Alianza FC, a quien se señala como presunto autor del evento racista, la controversia ha aumentado drásticamente su tono.

‘MENTIROSO'

Con este adjetivo, Chaluja calificó al principal dirigente del equipo de la LPF.

‘No he conversado con él y no quiero conversar con él, porque está negando algo que hizo; todas las pruebas muestran que él fue. Una persona que está mintiendo, no quiero conversar con él', señaló Chaluja, durante un evento en que se presentó un nuevo patrocinador para la Fepafut.

Negó además que se trate de un asunto político la decisión de sancionar a Cárdenas; ‘es un tema de la Comisión Disciplinaria', agregó, señalando además que ‘no es un tema político', como se ha dicho. ‘Con todo lo que me han presentado, no hay dudas que es culpable', aseguró el rector de la Fepafut.

HABLA CÁRDENAS

Tras estas declaraciones, el presidente del Alianza FC, Rubén Cárdenas, reiteró a La Estrella de Panamá no haber sido el autor de insultos racistas contra el jugador colombiano de El Chorrillo FC, Elkin Mosquera.

‘Nunca grité nada', señaló Cárdenas. Y reiteró que lo que persigue la situación creada en torno suyo es dañar su imagen con fines políticos.

‘Soy contrario a la dirigencia de la Fepafut. Hay un movimiento que se está gestando para hacerle frente a Chaluja, del cual formo parte; por lo que es muy extraño que salte una situación como ésta, y que se me haya vinculado, sin siquiera tener las pruebas', explicó.

Cárdenas adelantó que un equipo legal está trabajando en la apelación de la Resolución Nº 8-2018 de la Comisión Disciplinaria de la Fepafut, que le suspende provisionalmente por 30 días de toda relación con su club, sus jugadores y cuerpo técnico, negándole además acceso al terreno de juegos y partidos del Alianza FC.

Enfatizó que quienes lo señalan por haber supuestamente proferido insultos contra el jugador colombiano ‘tendrán que probarlo', disponiéndose a ir ‘hasta las últimas consecuencias'.

‘Yo no soy político, he sido dirigente deportivo toda mi vida. Si no pueden probar nada, tendrán que atenerse a las consecuencias de sus actos', indicó el dirigente.