La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Fútbol

Liverpool golea, pero aún le falta...

El marcador 5-2 con el que los ingleses vencieron a la Roma le da un respiro al equipo italiano, para encarar la vuelta el próximo miércoles en su territorio

Liverpool golea, pero aún le falta...

Liverpool se dio un banquete en Anfield. Goleada de escándalo, hasta los últimos diez minutos de partido.

El onceno inglés, cinco veces campeón de Europa, goleó al Roma en partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones (5-2), dando así un paso importante hacia la final de Kiev del próximo 26 de mayo.

Los ‘Reds' ejecutaban un monólogo perfecto. Dos golazos del egipcio Mohamed Salah, más dos asistencias y un implacable ataque que firmaron Sadio Mané y Roberto Firmino, quien también hizo dos goles, parecían tener definitivamente liquidada a ‘La Loba', que parecía incapaz de responder.

UNA VICTORIA CONSISTENTE

El Liverpool sentenció el partido desde el primer tiempo, pero dejó la puerta abierta a la Roma, permitiéndole dos goles.

43

goles en 47 partidos ha conseguido el egipcio Mohammed Salah en esta temporada.

10

de esos 43 goles han impulsado decisivamente al Liverpool hasta alcanzar la semifinal de la Champions.

Sin embargo, los ingleses se relajaron. Sintiéndose superiores con un 5-0 amplio, el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, mandó al banco a Salah, con la intensión de cuidarlo y evitar lesiones como la sucedida a Alex Oxlade-Chamberlain, quien salió visiblemente sentido de su rodilla izquierda, tras un duro encontronazo con Alexander Kolarov en la media cancha, promediando el primer tiempo.

Ese ‘relax' podría costarle caro al Liverpool en la vuelta; dos goles a última hora del bosnio Edin Dzko (81) y del argentino Diego Perotti (85) dieron alas al Roma, que busca su segundo milagro en la competición para estar en la final de Ucrania.

Con la Roma atacando, y el Liverpool algo desconcertado, terminó el partido.

El onceno inglés salió de Anfield satisfecho con la ventaja, pero cauteloso para visitar la próxima semana a los italianos.

Lo que quedó para la historia fue la soberbia actuación de Salah, mejor jugador de esta temporada en la Liga Premier inglesa, y que se pone de primero en la fila para romper la alternabilidad del premio entre el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, quienes se han repartido los últimos Balones de Oro.

La vuelta en el estadio Olímpico de Roma promete la misma y quizá más intensidad de la mostrada en Anfield, con el billete a la final de la Champions en al balanza.