La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Fútbol

Solo cuatro casos de doping en Mundiales

Desde 1966, el cuido contra la droga ha sido efectivo en FIFA

El de Maradona es el dopaje más sonado del fútbol.

La FIFA introdujo los controles antidopaje en 1966, pero hasta 1974 no se dio el primer caso en una Copa del Mundo y, desde entonces, tan sólo en otras tres ocasiones ha habido controles positivos.

El primero fue el haitiano Ernst Jean-Joseph, en el Mundial de Alemania 1974.

El mediocentro dio positivo por efedrina tras el partido contra Polonia, pero no fue sancionado por la FIFA.

La sanción se la impuso el dictador Jean Claude Duvalier, que dos días después le reclamó de vuelta al país antillano: la policía le sacó a golpes del hotel, le introdujo en un automóvil y le llevó al aeropuerto, de vuelta a su país.

Cuatro años después, fue el escocés Willy Johnstone el que dio positivo por fencamfamina (recuperador de la fatig) tras el partido contra Perú del Mundial de Argentina'78.

El extremo no tenía que pasar el control en un principio, pero Archie Gemmill, quien debía hacerlo, estaba severamente deshidratado.

Un español, Ramón María Calderé, fue el protagonista del tercer caso de la historia de los Mundiales, al dar positivo por efedrina durante el Mundial de México'86.

Un jarabe que tomó con prescripción médica de la FIFA fue el causante, por lo que demostrada la inocencia del jugador, la sanción quedó en un partido de suspensión y una multa de 25.000 francos suizos (unos 9.000 euros actuales) a la Federación Española, por no habérselo administrado 72 horas antes del partido frente a Irlanda de Norte, dentro del plazo indicado. Pero, si hay un control antidopaje recordado ese es el de Diego Armando Maradona, positivo por cinco sustancias derivadas de la efedrina, tras el encuentro contra Nigeria del Mundial de Estados Unidos'94. Expulsado del Mundial y suspendido durante 15 meses, aquel fue el último encuentro del "Pelusa" con la Albiceleste.