Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Fútbol

Una prueba de fuego para exorcizar el blanco

Con la camiseta blanca, Brasil ganó en 1919 ante Uruguay su primer título continental y en 1950 sufrió frente ellos su peor fracaso. A la blanca de 2019 buscan asociarle nuevamente con el triunfo

El color blanco caído en desgracia por su asociación con el mayor fracaso de Brasil en el fútbol (el Maracanazo del 16 de junio de 1950), vuelve a la camiseta de la Seleçao 69 años después. Relegado desde entonces a ser un color secundario, el de las pantalonetas y medias hasta 1958 y después solo en las medias, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) ha apostado por recuperarlo como segundo uniforme recordando la trascendencia en la conquista de su primera Copa América en 1919.

¡Cosas más grande, la vida!, como diría el célebre humorista Tres Patines (Leopoldo Fernández), porque ese torneo que le dio a Brasil su primer título continental con la camiseta blanca que ahora se reivindica fue precisamente ante Uruguay, por 1-0. El mismo país que con su victoria 2-1 en 1950, propició que el imaginario popular desterrara el ‘maldito' blanco desde mitad del siglo pasado hasta transcurridos 18 años del presente siglo. La reconocida hoy como canarinha , con los colores amarillo y verde, fue escogida mediante un concurso en 1953 realizado por el diario Correio da Manha. Camiseta que la selección comenzó a usar a partir del Mundial Suiza 1954.

Aquel grato triunfo con la camiseta blanca de 1919, Brasil lo ganó gracias a un gol de Arthur Friedenreich, uno de los mayores goleadores del fútbol brasileño quien marcó una época por su efectividad y técnica al jugar. Mulato de ojos verdes, debido a su padre de origen alemán, se alisaba con gomina su cabello y utilizaba en su cuerpo polvo de arroz para disimular su color, pues estaba prohibido que los negros integraran la selección brasileña. En aquel entonces el certamen era conocido como Campeonato Sudamericano de Selecciones; fue en 1975 cuando oficialmente se le llamó Copa América.

En el acto de presentación, en Río de Janeiro, estuvieron el presidente de la FIFA, Gianni Infantino y el abogado Rogério Caboclo, nuevo presidente de la CBF. El jugador Vinicius Junior, gran promesa del fútbol brasileño y del Real Madrid, fue el designado para vestirla ante los medios de comunicación. Vinicius aún no ha debutado en la selección brasileña; estaba programado que lo hiciera el pasado 23 de marzo ante Panamá, pero una lesión sufrida el 5 de marzo lo mantiene todavía inactivo. Es una incógnita si estará disponible para el campeonato.

Brasil se estrenará en la Copa América jugando contra Bolivia, el 14 de junio próximo, en el Estadio Morumbí, en Sao Paulo, posiblemente con la camiseta blanca, pero la pregunta con morbo que se hacen los aficionados es: ¿si se cruza en el camino nuevamente Uruguay, se atreverán a usar la blanca u optarán por la canarinha con la que han obtenido 4 de los 5 mundiales ganados?

‘Es un honor y alegría vestir una camiseta histórica y que hacía tanto tiempo no era utilizada. Muchas gracias por el cariño de todos',

VINICIUS JUNIOR

JUGADOR BRASILERO