Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Fútbol

Era ‘Tolo' Gallego en Panamá. Toma uno: ‘luces, cámara, acción'

El pasado miércoles 31 de julio llegó a un ‘entre comillas' final feliz la telenovela llamada ‘Habemus Técnicus', que se venía actuando durante las últimas semanas en las oficinas de la Fepafut. ¿Es Américo el ‘Tolo' Gallego el ideal para dirigir a Panamá?

Era ‘Tolo' Gallego en Panamá. Toma uno: ‘luces, cámara, acción'
Era ‘Tolo' Gallego en Panamá. Toma uno: ‘luces, cámara, acción'

El martes oficialmente fue presentado el nuevo director técnico de la selección de fútbol de Panamá, con la única meta de llevarla a su segunda participación en mundiales, Catar 2022.

Desde que se publicó el comunicado oficial, la semana pasada en las redes sociales de la Fepafut, se respira entre los medios y aficionados de la Marea Roja un aire de optimismo y esperanza, los cuales no pretendo destruir. Pero más allá de la ilusión que se ha generado por la designación de un técnico ganador, en todo el sentido de la palabra, ¿qué sabemos a fondo del ‘Tolo'? ¿Debemos subirnos todos al nuevo tren de la victoria?

El momento es propicio para ser positivos, pero a la vez hay que inclinar la balanza con un poco de frialdad e incertidumbre: el escenario al cual llega el técnico argentino es delicado. Recibir otro golpe futbolístico es inoportuno y llevaría a una catástrofe emocional para la gran mayoría de panameños, que piensan que con solo tronar los dedos, como el mítico villano de superhéroes ‘Thanos', se consiga todo tipo de sueños.

Gran parte de esta fanaticada no entiende de procesos, no lo entendió con Julio y no lo hará con Gallego, por más campeón del mundo que sea.

Si bien es cierto que se necesitan resultados positivos inmediatos en Liga de Naciones, también es cierto que Gallego tiene muy poco tiempo para empaparse con lo criollo y eso le debe dar un bono de bienvenida para ensayos y errores, aunque no se escuchen bien estos términos: así es el fútbol y no cambiará.

El nuevo DT se ha sumergido en una telaraña de emociones canaleras que podrían traer una nueva inestabilidad en la selección si no se obtienen los resultados que desea la afición en los compromisos venideros del último ciclo del año en curso.

No hay que comer ansias, hay que dejarle el tiempo adecuado para que se pueda adaptar con los jugadores, los jugadores con él y su cuerpo técnico al completo con nuestro fútbol. Eso toma tiempo, claro está, y lo que más deseamos como panameños es que esa adaptación sea ‘a lo flash' , pero mientras damos tiempo al tiempo y esperamos que se alineen los planetas con el Sol y la Luna, debemos hacer la tarea y conocer al nuevo timonel de nuestra selección.

La tarea está hecha y esto es lo que debes conocer del nuevo técnico de Panamá:

Lo bueno

Américo Rubén Gallego lleva un gen ganador, desde su etapa como futbolista hasta su carrera como técnico. Como jugador era un típico leñador en el medio del campo, lo ganó absolutamente todo con River Plate, jugando durante casi una década a gran nivel en el equipo millonario y con la selección Argentina participó en dos mundiales (Argentina 1978 y España 1982), totalizando 982 minutos en 11 partidos y levantando la Copa del Mundo en 1978, como eje principal del mediocampo destructivo de la albiceleste.

Como técnico inició al poco tiempo de su retiro como jugador profesional, ejerciendo como ayudante técnico de Daniel Pasarella en su adorada River Plate, después del llamado de la selección argentina a Pasarella, El ‘Tolo' tomó el mando de River y lo convirtió en campeón invicto en el Apertura 1994. Luego de su gran éxito en su primer año como técnico en propiedad del club de Buenos Aires, se gana el llamado de la albiceleste en 1995 para acompañar a Pasarella como asistente técnico en el banquillo. Luego de la eliminación de Argentina en cuartos de final ante Holanda en el Mundial de Francia 1998, regresa a dirigir en la liga argentina con River Plate nuevamente, luego a Independiente y Newell's, consiguiendo con estos dos últimos, títulos de liga y así implantar un récord en el fútbol argentino por ganar tres títulos con tres equipos diferentes en la Primera División de Argentina. Posteriormente, en 2005, sale de su zona de confort y prueba suerte con el Deportivo Toluca, donde también sumó un título en la siempre difícil Liga Mexicana.

Sus primeros 15 años como técnico fueron de maravilla para el nuevo entrenador de la selección panameña, pero no todo es color de rosa.

Lo malo

Si solo nos inclinamos por la versión fantástica del técnico récord del fútbol argentino, entonces nos debemos imaginar un mundo mágico en donde Panamá se convierte en una gran potencia en la Concacaf, pero analicemos un poco más a fondo, emparejemos las fichas y toquemos tierra.

Luego de su último éxito conseguido en México con el Toluca , los últimos ocho años de Gallego como técnico (2007-2015) han sido muy pobres y llenos de decepciones más que de buenos momentos. Dirige a los Tigres de UANL en 2007 sin pena ni gloria, luego su regreso a Independiente en Argentina no fue del todo exitoso para el ‘Tolo' y fue cesado con la excusa de que el club necesitaba bajar los altos costos de la planilla del Rojo de Avellaneda. En 2011 toma el mando de Colo Colo, un histórico del fútbol chileno y luego de una temporada en donde no consiguió los resultados que la directiva le había puesto como meta y convirtiendo dicha temporada como la segunda peor de la historia del club, se decide prescindir de los servicios del argentino. Pasó un año sin dirigir luego de su mal pasaje por Chile, hasta que en 2012 se le da otra oportunidad en Independiente en la cual duró menos de un año, debido a los pésimos resultados y el fantasma del descenso que acosaba al club, decide dejar el cargo, situación que hasta hoy día en Argentina se le achaca a la presión que la fanaticada y la prensa local que literalmente destruyó la personalidad que se le conocía a Gallego.

Por último, en 2014 regresa a Newell's y, por motivos extradeportivos, un año después deja el mando debido a diferencias con parte del plantel, para ser más claros, en buen panameño le hicieron una ‘cama', liderado por el exjugador del club Lucas Bernardi, el cual se convertiría en el técnico que lo reemplazaría esa misma temporada.

Lo feo

¿Qué será lo feo? ¿Llenará este espacio durante su estadía en Panamá? Esperemos que no sea así, esperemos que Gallego pueda retirarse de nuestro país en el 2022 y no antes, con un nuevo logro a su carrera como entrenador y no por la puerta trasera, con su primer Mundial como técnico en su palmarés y no con la desilusión de más de cuatro millones de panameños.

El tiempo dirá si la balanza se inclinará a favor de sus exitosos inicios como entrenador o hacia su última década algo nefasta y desgastada a cargo de banquillos de fútbol en el continente. Si bien es cierto que sus últimos años como entrenador no deben opacar sus grandes logros y experiencia obtenida durante su grandiosa carrera, queda la incertidumbre de cuál ‘Tolo' se sentará en el banquillo nacional durante este nuevo proceso mundialista, tomando en cuenta el parón de cuatro años que tiene sin dirigir ningún equipo, que puede crear zozobra al momento de identificar el performance en el que llega el argentino.

Como se dice en la calle, ‘lo que bien se aprende, nuca se olvida', pero el fútbol hoy en día no perdona nada y no esta de más pedirle a este maravilloso deporte que no se olvide de esta nación pequeña y gigantesca de corazón.

‘Tolo', bienvenido a Panamá y que Dios te acompañe.

Esta es mi opinión, sutil y certera como pegarle a un penal a lo Panenka.