Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Fútbol

El año en que el ‘no fichaje' ganó la pulseada entre los equipos

La fallida operación para que Neymar regresara al Barcelona fue más publicitada y notoria que las contrataciones de Griezmann, Hazard, Mendy, Jovic o Militao. La Liga Española sufrió una gaznatada al no concretarse la operación por el brasileño

La Liga Española estuvo más activa que en años anteriores en el renglón de las operaciones, traspasos y contratación de jugadores.

Sin embargo, pese a los movimientos que, entre otros jugadores, permitieron llevar a España a Eden Hazard, o al francés Antoine Griezmann del Atlético de Madrid al Barcelona, un ‘no fichaje' resultó el evento más publicitado y seguido por los aficionados.

Al cerrarse oficialmente el mercado de fichajes en el fútbol europeo, quedan algunos puntos importantes sobre los cuales habrá que hacer el análisis correspondiente.

Cifras récord

Los clubes europeos, correspondientes a las cinco ligas más importantes del Viejo Continente: España, Italia, Francia, Inglaterra y Alemania, habrían ‘invertido', o en algún caso, gastado más de 5.000 millones de euros (5.48 mil millones de dólares) en las transferencias de verano.

El reporte de la empresa consultora y de asesoría financiera Deloitte, divulgado este martes, destaca que entre las cinco ligas se movieron 5 mil 500 millones de euros, unos 5 mil 240 millones de dólares.

Entre los clubes que más dinero ‘invirtieron' en este período está el Real Madrid gastó más de 300 millones de euros (329 millones de dólares) por las incorporaciones de Luka Jovic, Ferland Mendy, Rodrygo y Eder Militao, así como Hazard.

En el caso del Inter de Milán, con 80 millones de euros (87. 7 millones de dólares), se trajeron al belga Romelu Lukaku del Manchester United.

La estrella no fichada

Un evento inconcluso como la mejor noticia del mercado de pases de verano en el fútbol europeo.

El brasileño Neymar dejó al Barcelona y al París Saint Germain con las peores sensaciones, aunque en el caso del equipo francés, al final hubo otras cosas por las cuales sentirse contentos.

El delantero partió de Barcelona rumbo a París en agosto de 2017 por los 220 millones de euros (241 millones de dólares) de su cláusula de rescisión, pensando que la ecuación con jugadores como Mbappé y Cavani le darían al club el empuje necesario para ser reyes de Europa; sin embargo, Neymar no llegó a conectar con el club parisino, ni pudo conseguir los objetivos continentalesque con él se previstos.

Su decisión, luego, sería bastante cómoda. Le dijo a los dueños del club francés que no sentía que ese fuera su lugar, y exigió ser devuelto al Barcelona.

Al equipo catalán le sonó bien la posibilidad de ‘repatriar' al brasileño; para eso, puso sobre la mesa unos 130 millones de euros (142 millones de dólares), además de dos jugadores de su plantilla, el croata Iván Rakitic y el francés Ousmane Dembélé, para hacer más fuerte su ofrecimiento.

Los días de negociaciones y las buenas intensiones no fueron suficientes para que el negocio se hiciera en firme, así que Neymar, que no ha jugado con el PSG en esta temporada, se quedará en Francia, mientras que el Barcelona tendrá que poner su mejor empeño en que Griezmann y el holandés Frenkie de Jong ofrezcan buenos resultados, que hasta el momento, han sido poco afortunados.

Un ganador

El París Saint Germain puede considerar que sus bonos se incrementaron notablemente con la llegada del arquero costarricense Keylor Navas, procedente del Real Madrid, y del atacante Mauro Icardi, llegado del Inter de Milán.

Navas buscó los aires parisinos, luego de darse cuenta que sería ‘segundo' del belga Thiabais Courtois; el tico quería jugar como titular, lo cual tiene garantizado en el PSG desde que sea incluido en la plantilla.

Por su parte, Icardi deja Italia tras una áspera disputa con el Inter, que incluyeron entre otras cosas el perder la capitanía del equipo y una suspensión de un mes.

Su llegada al PSG, si bien es recibida con aire esperanzador, no deja de ser una apuesta peligrosa.

El carácter del argentino puede tropezar muy fuerte con los notables egos existentes en la plantilla parisina, comenzando con el propio Neymar, Cavani, Mbappé, Draxler, pasando por otro argentino, Ángel Di María.

Lo que dejó el mercado de pases en Europa permitirá ver los resultados reales en algunos meses.

Icardi, una ficha para ganar en esta temporada

LIGA FRANCESA

El argentino Mauro Icardi estuvo seis años con el Inter de Milán, un equipo al que le aportó 124 anotaciones, contando todas las competencias en las que fue alineado.

Las tensiones entre el jugador y el club llegaron hasta la amenaza de una demanda por no ponerlo a jugar, con una reintegración inmediata a la plantilla y el pago de daños y perjuicios.

Las indudables virtudes goleadoras de Icardi llegan ahora al París Saint Germain, equipo que se quedó con Neymar al no concretar su venta al Barcelona, y donde estará solo un año en calidad de préstamo, aunque si sus números son buenos, el club tiene la opción de quedarse con sus servicios, mediante el aporte de 70 millones de euros (76.8 millones de dólares). Dependerá de su explosividad en la cancha, y que esos ánimos no revienten en el vestuario parisino.