Temas Especiales

03 de Aug de 2020

Fútbol

Tsunami 0, Clásico 0

No hubo infiltración de los anónimos de 'Tsunami Democràtic' a la cancha del Camp Nou y tampoco hubo goles en el clásico con más expectación de los últimos años. Catalanes y merengues siguen empatados (36 puntos) en la primera posición de la Liga Española

Fútbol bajo mínimos en un clásico que llenó páginas y horas de televisión en las semanas previas, pero que no respondió a las expectativas entre un Barça que genera muchas dudas en su fútbol y un Real Madrid que no es capaz de generar ocasiones, pese al control del juego.

El empate sin goles escenifica lo vivido en el Camp Nou, un punto para cada uno para dejar la clasificación como estaba, con el Barça líder por mejor diferencia de goles.

El Barcelona y el Real Madrio empataron sin goles en el Camp Nou y siguen igualados en la cima de la Liga Española.EFE

El espectáculo futbolístico fue de serie B. Pocas veces el Barça se ha visto inferior al Real Madrid últimamente, pero los de Zidane pecaron de falta de gol, porque su fútbol fue de fogueo, sin ocasiones claras.

El Barça jugó a lo que puede, a buscar el desequilibrio delante en alguna acción de alguno de su tridente ofensivo, y el Real Madrid mascó el partido con Fede Valverde y Casemiro como principales referentes.

El Real Madrid jugó a lo que quiso desde el inicio. Con una media más contundente, los de Zinedine Zidane controlaron la situación, presionaron muy arriba, se llevaron prácticamente todos los rebotes frente a un Barça que lo fió todo a la calidad de sus delanteros.

Los blancos tenían más fútbol, ofrecieron un abanico de opciones, dominaban la situación, pero la sensación que daba el partido es que los de Valverde, en cualquier transición, podían sorprender a la contra con la calidad de sus delanteros.

“Estoy muy contento por la actitud. Hicimos un gran partido, nos ha faltado nuestro gol. Merecíamos un poco más. Esto es fútbol, cuando tienes ocasiones, hay que meterla”,


ZINEDINE ZIDANETÉCNICO DEL REAL MADRID

“Lo normal es que nosotros también les hagamos sufrir a ellos y que la Liga esté igualada. Lo que no es normal es que les saquemos 17 o 18 puntos de ventaja o que les metamos cinco”,


ERNESTO VALVERDETÉCNICO DEL BARCELONA

El fútbol era del Madrid, pero todo apuntaba que le falta gol en esta etapa pos-Cristiano. El Barça lo fiaba a Messi. El centro del campo azulgrana estaba huérfano, su defensa muchas veces hundida, lo que permitía a los madridistas situarse una y otra vez en situación de ataque.

Con Rakitic por Busquets en el medio centro, sin conexiones de ataque y con un desdibujado Griezmann, el Barça estuvo muchos minutos a merced del rival desde la primera aproximación del Real Madrid, en un remate de Benzema.

El Real Madrid arrinconó al Barça hasta el minuto 25 y tuvo la mejor opción por medio de Casemiro, que remató de cabeza a la salida de un saque de esquina (m. 17), y que salvó Piqué bajo palos con Ter Stegen ya batido.

Cuatro córneres sacaron los de Zidane en media hora, lo volvió a intentar desde lejos Casemiro y en la primera transición, la primera vez que Sergi Roberto se decidió a salir, el Barça estuvo a punto de marcar.

El ayer centrocampista no llegó a un centro de Alba, Cortuois despejó, cazó el rechace Messi y Sergio Ramos salvó el primer tanto en el minuo 31.

Fede Valverde lució su físico y su calidad en el cuarto de hora final del primer episodio y tuvo un par de buenas llegadas, pero hasta el final del primer tiempo, la mejor opción fue una conexión entre Messi y Alba que el carrilero no pudo resolver en una gran situación (m.41).

El primer asalto fue a los puntos para el Real Madrid. El plan del Barça, sin salida de balón ni posesión, estaba desmontado. Valverde necesitaba un plan B o que Messi estuviera más fino, Zidane que su equipo acabara alguna acción en ataque. Al final ni una cosa ni otra sucedió.

El chileno Arturo Vidal le dio otro aire cuando entró en el campo en el minuto 55. Ernesto Valverde prescindió de Semedo, Sergi Roberto pasó al lateral derecho y poco a poco el Barça se fue estirando.

En la primera acción de mérito de Griezmann estuvo a punto de estrenar el marcador. Dejó el balón a Messi, pero el argentino no acertó de primeras y en la jugada posterior Sergio Ramos frustró el remate de Luis Suárez (m.60).

El partido pudo estar en una acción en el minuto 73. Bale marcó tras una asistencia de Mendy, pero el carrilero partió de fuera de juego tal y como señaló el juez de línea y confirmó el VAR, pero también en dos remates de De Jong y de Suárez.

Y en los minutos finales, Valverde y Zidane lo fiaron todo al talento de dos juveniles. Pusieron en juego a Ansu Fati y a Rodrygo; también había entrado Modric por Fede Valverde.

Al final, un empate que sabe a poco y poco habitual en este tipo de partidos. De hecho, desde 2002, con Louis van Gaal y Vicente del Bosque en los banquillos, no se producía este resultado, que permite que todo siga igual en LaLiga.

Tsunami Democràtic admite que su plan no ha sido 'exitoso'

Tsunami 0, Clásico 0EFE

PROTESTA

La plataforma anónima Tsunami Democràtic ha reconocido que la “gran acción” que habían preparado para difundir el lema “Spain, sit and talk” (“España, siéntate y habla”) durante el clásico de este miércoles entre el FC Barcelona y el Real Madrid “no ha sido exitosa” debido a la actuación policial.

En un comunicado difundido en las redes sociales, esta plataforma independentista, investigada en una causa por terrorismo abierta en la Audiencia Nacional, asegura que no pondrá “excusas” porque tenían prevista una “gran acción” para “reforzar” la presencia de su lema en el estadio, que no han podido llevar a cabo con éxito debido a la intervención de los Mossos d'Esquadra.

Por contra, Tsunami celebra el “éxito” de haber logrado que el lema “Spain, sit and talk” haya acaparado, a su juicio, la atención mediática durante los días previos al clásico y que han logrado que el lema estuviera presente, aunque en menor medida de lo planeado inicialmente, en el campo y las gradas.