Temas Especiales

30 de May de 2020

Fútbol

Sergio Ramos se 'muere de ganas' por volver, pero con el virus controlado

Ramos está "deseando volver a jugar y competir, disputar la Liga y la Champions", con hambre de terminar la temporada

Sergio Ramos
El entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane (d) habla con el capitán Sergio Ramos.EFE

Sergio Ramos (Camas, Sevilla, 34 años), capitán del Real Madrid, ya está deseando volver a calzarse las botas para recuperar la normalidad de los entrenamientos y los partidos oficiales, pero el internacional deja claro que "no" deben "ser egoístas y hacer caso de las directrices de Sanidad".

"Ojalá volvamos cuanto antes a la normalidad, pero lo importante es la salud. No debemos ser egoístas. La opinión personal de cada uno hay que dejarla al margen y hacer caso a las directrices de Sanidad", aseguró el "4" madridista en Real Madrid TV.

Ramos está "deseando volver a jugar y competir, disputar la Liga y la Champions", con hambre de terminar la temporada, pero recalca la importancia de "esperar a que la gente que sabe de esto tome las decisiones y siempre que no haya riesgo de contagio o de futuras recaídas".

Sergio Ramos, quien ha llevado a cabo junto a Unicef una iniciativa solidaria para recaudar fondos para luchar contra el coronavirus, repasó la actualidad y se refirió al regreso del fútbol.

"Vamos a intentar terminar con el virus para que no vuelva. Me muero de ganas de volver a saltar al Bernabéu, vestir la camiseta del Real Madrid y volver a la normalidad. Requiere su tiempo, hay un antes y un después de la COVID-19, pero vamos a dejarlo en manos de los especialistas. Cuando no haya riesgo ninguno, tengo muchas ganas e ilusión de vestir esta camiseta".

El defensa andaluz espera que "el fútbol vuelva a ser lo que ha sido, un deporte que sirva para unir y de distracción para miles de personas. Para que la gente saque esa energía y se ilusione con su equipo. Todo el mundo espera eso, pero requiere de un tiempo y un proceso".

Aunque el regreso sea sin público en las gradas, Ramos se conforma con que "por lo menos tengan la posibilidad de verlo desde sus casas".

"Hay que ser flexibles porque la vida ha cambiado. Hay que poner de nuestra parte, colaborar y estar unidos".

Ramos señala que, aunque se ha perdido la rutina de entrenar en Valdebebas, en su casa ha hecho " mucho hincapié en mantener la alimentación, el descanso y el trabajo, y quizá a día de hoy estoy incluso más fuerte y más fino que hace dos meses".

"Cuando entras en una rutina de partidos cada 3 días no te da tiempo a mantener la fuerza en el tren inferior. Estoy prácticamente más fuerte ahora que las primeras semanas".

En su calidad de embajador de Unicef desde hace 6 años Ramos señaló que "hoy es un día especial".

"Generamos una campaña hace un mes y medio cuando el coronavirus llegó a España para hacer donaciones y contribuir con los sanitarios, que son nuestros héroes. Están trabajando sin horas, sin descanso, como grandes guerreros y queremos comprar material sanitario: guantes, mascarillas, respiradores".

"Como embajador me vi en la obligación de ayudar y contribuir de esa manera. Hoy a través de las redes sociales hemos creado el #ramosunicefday para animar a la gente a que colabore".

También se refirió Sergio Ramos al reciente fallecimiento del exfutbolista y comunicador británico Michael Robinson.

"Hemos tenido esta desgracia. Ha sido un grandísimo jugador y una referencia para todos. Aprovecho para mandar un abrazo fuerte a su familia. Siempre lo tendremos en el recuerdo porque era una persona especial. Todo mi ánimo y pésame a su familia. Y a todos los madridistas, mandarles de corazón mucha fuerza. Al que le haya tocado despedir a un ser querido, mi más sentido pésame".