Temas Especiales

05 de Ago de 2021

Fútbol

Arranca la Eurocopa

Pospuesta por un año debido a la pandemia, se inicia la Eurocopa en su decimosexta edición. Son ya 60 años desde aquel remoto torneo inaugural ganado por la antigua Unión Soviética

Vista del estadio Olímpico de Roma, preparado para albergar el Italia-Turquía de la Eurocopa.EFE

En esta ocasión, y por primera vez, el torneo tendrá como sedes a ciudades de 12 asociaciones diferentes del continente. Con Francia como favorita, arranca un apasionante torneo.

Grupo A

Italia. Suiza. Turquía. Gales

Luego de la dolorosa ausencia del último mundial, Italia está de regreso, con un fútbol mucho más fluido y eficaz. Su mediocampo gusta de controlar el balón y su defensa mantiene la habitual garantía italiana. Debería vencer en este grupo sin mayores complicaciones.

Turquía destaca por una solvente retaguardia, encabezada por Çaglar Söyüncü (Leicester City) y Merih Demiral (Juventus). Su ataque dependerá en gran medida del talentoso Hakan Çalhanoglu (Milán).

La base del equipo suizo consiste en una generación de futbolistas que llevan muchos años jugando juntos y, en consecuencia, se conocen muy bien en el campo. Sin embargo, sus dos mayores estrellas (Xherdan Shaqiri del Liverpool y Granit Xhaka del Arsenal) llegan con ciertas dificultades al torneo. En el caso de Shaquiri por su escasa participación con el Liverpool durante la última temporada. Mientras que Xhaka jugó un gran número de partidos como lateral izquierdo improvisado en el Arsenal.

Gales, que resultó un sorpresivo semifinalista en 2016, enfrenta muchas dificultades para reeditar su performance del torneo anterior, principalmente, la baja forma de sus dos estrellas mayúsculas: Gareth Bale (Tottenham) y Aaron Ramsey (Juventus).

Grupo B

Bélgica. Rusia. Dinamarca. Finlandia

Bélgica inicia esta fase final del torneo con algunas incertidumbres. Es muy posible que su estrella Kevin De Bruyne (Manchester City) no pueda estar en el partido inaugural por el fortísimo golpe recibido en la cara durante la final de la Champions. También es posible que falte Axel Witsel, quien se recupera de una lesión en el tendón de Aquiles. Sin embargo, el seleccionador Roberto Martínez no debería preocuparse en exceso, pues posee un plantel extenso y poderoso. Su calificación a la fase final de la Eurocopa contabilizó 10 partidos, con 10 victorias; 40 goles anotados y apenas 3 concedidos. Todo señala a Bélgica como gran favorito para llevarse el grupo. Quizá su única preocupación esté en la extrema veteranía de su defensa.

La selección rusa está en plena reconstrucción después de su aceptable participación en el último mundial. Las áreas, tanto la propia como la contraria, son un potencial problema ruso. Su mayor virtud está en el centro del campo.

Dinamarca, en cambio, posee una defensa sólida, encabezada por el portero Kasper Schmeichel (sí, el hijo del legendario Peter) y el central Simon Kjær, del Milán. Pierre-Emile Højbjerg (Tottenham) y Christian Eriksen (Inter) son pilares en el centro del campo. Seguramente el mayor problema danés está en el ataque, en el que escasean gravemente los talentos.

Finlandia es el participante sorpresa de esta copa. Por primera vez asiste a la fase final de un torneo grande. Su fútbol rústico seguramente quedará sepultado en la fase de grupos, ya que llegaron mucho más lejos de lo esperado con solo clasificar a esta fase final.

Grupo C

Holanda. Ucrania. Austria. Macedonia del Norte

Memphis Depay (Lyon) está de vuelta en la selección de Holanda, ya plenamente recuperado. Pero la mala noticia para los naranjas será la ausencia de Virgil van Dijk (Liverpool), quien es para la gran mayoría el mejor defensa central del mundo. Tampoco ayuda la inexperiencia de Ronald De Boer, seleccionador holandés que llegó en reemplazo de Ronald Koeman, cuando este partió a entrenar al Barcelona. Si bien es amplio favorito en este grupo, Holanda no termina de convencer.

Bajo el mando del legendario Andriy Shevchenko, Ucrania ha evolucionado tácticamente, convirtiéndose en una escuadra más flexible y peligrosa. Juega con dos creativos en el centro del campo. Oleksandr Zinchenko (que habitualmente es lateral izquierdo en el Manchester City) y Ruslan Malinovskyi (Atalanta). Son los segundos mejor cotizados en este grupo.

Quizás el juego de Austria no sea muy atractivo, pero ha demostrado cierta solidez en los últimos tiempos, aunque fueron goleados por Dinamarca en las recientes eliminatorias para la próxima Copa del Mundo en Qatar.

El cuarto participante de este grupo es Macedonia del Norte, junto a Finlandia la genuina cenicienta del torneo. Su llegada a la fase final representa un éxito insólito para la pequeña nación de los Balcanes, aunque difícilmente pasará de la fase de grupos.

Grupo D

Inglaterra. Escocia. Croacia. República Checa

Inglaterra parte como gran favorito en este grupo. El equipo de Southgate tiene una profundidad ofensiva enorme. Quizás el mayor reto de su entrenador sea cómo ensamblar las piezas de su ataque, y a quienes elegir para protagonizarlo. Existe suficiente justificación para el optimismo, aunque no todo son rosas en la carpa inglesa. Una portería dubitativa y una defensa algo maltrecha, dejan puntos suspensivos sobre las expectativas del equipo. Será primordial encontrar el balance entre la joven agresividad atacante y una astucia más madura, sobre todo cuando enfrenten a equipos más complicados.

Imagen de un entrenamiento de la selección francesa de fútbol.EFE

Croacia es un equipo veterano en plena reconstrucción. Pese a clasificar con facilidad a esta fase final de la Eurocopa, su participación en la Liga de Naciones fue muy desafortunada. Pese a su falta de profundidad, son favoritos para llevarse el segundo lugar del grupo.

Escocia es el tercero en discordia en este grupo. Clasificó con las justas para esta fase de la Eurocopa, venciendo en sus dos partidos de playoffs en la tanda de penales contra Israel y Serbia. Sus cualidades son más colectivas que individuales o creativas. El hecho de tener a su ancestral rival Inglaterra compartiendo el mismo grupo, garantiza una poderosa inyección de energía extra. Scott McTominay (Manchester United) y Andrew Robertson (Liverpool) son sus jugadores principales.

Poco podemos decir de la actual selección de República Checa. Mucha fuerza física. Mucho vigor. Poco más.

Grupo E

España. Suecia. Polonia. Eslovaquia.

No importa con cuantas dudas y controversias llegue España a este torneo. Algunas de las escogencias del seleccionador Luis Enrique sacaron ronchas en parte de la hinchada y el periodismo. Pero más allá de las ausencias (encabezadas por la de Sergio Ramos), la selección española debería galopar en este grupo. Sus rivales, las correosas Polonia y Suecia parecen muy alejadas del poderío español. Además, los tres partidos de este grupo los jugará como local, en Sevilla. En España sobra el talento, aunque todavía falta cohesión y el manejo de un lenguaje colectivo más preciso. Seguramente por ello los problemas vendrán a partir de octavos de final, cuando la Roja deba enfrentarse a rivales mucho más cuajados y potentes.

El segundo lugar, seguramente, lo disputarán Suecia y Polonia, muy por encima de Eslovaquia.

Grupo F

Portugal. Francia. Alemania. Hungría

Sin duda el grupo más equilibrado, prometedor y fascinante. Portugal es vigente campeón europeo, mientras Francia es el último campeón mundial. A este dueto poderoso debemos sumar a la siempre candidata Alemania, aunque en esta ocasión llega arrastrando una mochila cargada de dudas. Nadie está muy seguro sobre cuál Alemania de Löw veremos sobre el césped. Si la Alemania vertiginosa capaz de ganar un mundial, o la decadente y humillada que perdió 6-0 ante España en la Liga de Naciones. De cualquier modo, es inevitable respetar su potencial.

En cuanto a Portugal, las actuaciones durante las eliminatorias para la Eurocopa no siempre fueron muy convincentes. Pero hay que recordar que Portugal salió victorioso en la Liga de Naciones, demostrando una vez más su reciente capacidad para ganar los grandes torneos. Su defensa ha crecido con la presencia de Ruben Dias (Manchester City), mientras su mediocampo es muy completo con jugadores como William Carvalho (Betis) y Bruno Fernandes (Manchester United); mientras en su ataque ostentarán al siempre peligroso Cristiano Ronaldo (Juventus) y al joven Joao Félix (Atlético de Madrid).

Francia, el actual campeón del mundo y gran favorito para ganar este torneo, viene plagado de expectativas y talento a partes iguales. Dándose el lujo de dejar por fuera a talentos indiscutibles, como Upamecano (Bayern Munich), trae figuras colosales como Kylian Mbapée (PSG) o el mediocampista de los tres pulmones Ngolo Kanté, de brillantísima participación en la más reciente Champions League con el campeón Chelsea.

Hungría es casi el convidado de piedra en un grupo difícilísimo.