21 de Feb de 2020

Hípica

El destino se ensañó con Juan Carlos Sáez

El malogrado fusta de solo 17 años actuó como reemplazo de un colega. Su sepelio será en Chepigana, Darién. Tristeza en Panamá

La vida suele tener cosas reservadas e insospechadas; una de esas se produjo, lamentablemente, para un compatriota en el extranjero.

Un accidente en la programación del Hipódromo de Indiana Grand el martes último privó de la existencia al joven jinete panameño Juan Carlos Sáez Ramos, de apenas 17 años de edad.

Sáez había cumplido sus compromisos de la jornada, pero salió en la octava carrera para remplazar a su colega Jeremy Rose, quien no registró el peso asignado en la montura de ‘Montezuma Express’.

Y así obró el destino. Durante el transcurso del evento con recorrido de mil 200 metros, la cabalgadura de Sáez chocó con ‘Paddy’s Note’, que conducía la jocketta Oriana Rossi. El caballo resultó fracturado y Saéz prácticamente voló de su montura.

‘Masaru’ que venía atrás con monta de otro panameño, Ricardo Santana Jr. chocó con ‘Montezuma Express’ y con ‘Planitude’, montado por el también compatriota Marcelino Pedroza Jr.

Pedroza y Santana resultaron ilesos del incidente, más no Sáez, quien sufrió severas lesiones cerebrales, de las que no pudo recuperarse, pese a los esfuerzos de los médicos del Hospital Metodista de Indianápolis.

Hermano menor del también fusta Luis Sáez, uno de los más cotizados en los Estados Unidos, Juan parecía llevar paso que llevó a su congénere a destacarse en este exigente circuito.

Sáez, nacido en Chepigana, Darién el 24 de junio de 1997, comenzó su carrera en Estados Unidos apenas en junio de este año en el hipódromo de Churchill Downs en Kentucky.

Ganó 51 veces en 194 carreras en Ellis Park durante el verano, y en su corta carrera tuvo 89 triunfos y ganancias por más de dos millones de dólares

Se graduó de la academia de jinetes de Laffit Pincay Jr. en Panamá, y ganó apenas tres carreras en una corta campaña antes de probar suerte en los Estados.

Gabriel Sáez y Angel S. Arroyo, primos de Juan Carlos, también son jinetes.