Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Hípica

Bermudez, un fusta que brilló desde su inicio con luz propia

El manos de sedas panameño ha demostrado buen acople sobre los ejemplares finasangres

Muy pocos jinetes han logrado un éxito tan meteórico en esta profesión en el Hipo Remón como lo hizo en su comienzo el látigo aprendiz panameño Joel Alberto Bermudez Ortega, quien desde su primer día de competencias vio cristalizado su objetivo de cruzar la meta por delante de sus rivales.

Bermudez, por cuyo torrente sanguíneo circula la descendencia de jinete, al ser hijo del látigo Alberto Bermudez, ha demostrado buen acople sobre los ejemplares fina sangre de carreras.

El novel fusta es egresado de la Academia de Formación de Jinetes Laffit Pincay Jr, considerada como la cuna de los mejores jinetes del mundo, centro de enseñanza en el cual se destacó en el nivel académico como en la práctica, al ser considerado como el mejor jinete graduado de su promoción.

Debido a esto, la gloria no se hizo esperar, y fue el mismo 6 de diciembre de 2014 cuando al participar en su segunda carrera oficial deja tras él a sus rivales sobre el ejemplar ‘Vitamina Conte'.

Ese triunfo, convincente, le abrió las puertas para mayores oportunidades de alternar en las carreras, la cual no desaprovechó y continuó ganando competencias.

En su meritoria campaña como conductor de ejemplares fina sangre de carreras, ha demostrado grandes cualidades en el arte de conducir ejemplares de carreras, superando a experimentados y aguerridos manos de sedas.

Debido a su habilidad como conductor de ejemplares fina sangre de carrera, sus servicios han sido requeridos por las mejores cuadras del Hipo Remón, oportunidades que Bermudez siempre supo sacarle buena partida.

Bermudez ha escogido una profesión en la cual tiene la vocación, trayectoria familiar y una dedicación a tiempo completo, elementos indispensables para que a corto o mediano plazo, vea coronado su objetivo principal en su difícil carrera.

Sin dudas que sabiendo de antemano todo lo relacionado a los caballos de carreras, antes de ingresar a la Academia Técnica de Jinetes, ya había permanecido de lleno en los avatares hípicos en los establos al permanecer desde niño con su padre, lo que sin dudas fue un factor determinante en su éxito.

Como quiera que sea, debido a su marcado conocimiento como conductor de cabalos, se presagia verlo en los diarios de mayor renombre a nivel universal.