Temas Especiales

31 de May de 2020

Más Deportes

Boxeadores se forjan entre comodidades

PANAMÁ.Panamá es una cuna de campeones en cuanto al boxeo se refiere. Con 26 monarcas mundiales, se ha convertido en una referencia en e...

PANAMÁ.Panamá es una cuna de campeones en cuanto al boxeo se refiere. Con 26 monarcas mundiales, se ha convertido en una referencia en el pugilismo mundial. La mayoría de nuestro boxeadores, como la mayoría de todas nuestras glorias deportivas en los diferentes ámbitos, viene de estratos humildes, por lo que gimnasios como el de Barraza y el de Curundú han sido sus lugares de predilección a la hora de entrenar, convirtiéndolos en palestras de los jóvenes que sueñan con convertirse algún día en campeones mundiales.

Los tiempos cambian, y con ello, la tecnología. Muchos implementos nuevos tienen un alto costo y la inversión del Estado, no logra sufragar la compra de estos equipos.

Es aquí cuando surge una nueva alternativa para muchos jóvenes que están iniciando este sacrificado camino. En el último año y medio, se han creado dos gimnasios de boxeo privados, que si bien no se fundaron con este fin, poco a poco se han convertido en la sede de los nuevos pugilistas.

Una opción diferente

David Lombardo, fundador de Panama Boxing Club, empezó desde 1998 en el mundo del boxeo. Al ver que la gente estaba cansada de los gimnasios tradicionales, decidió crear uno en el patio de su casa. “Había personas que pagaban hasta 350 dólares por ir a entrenar, y siempre tenía clientela nueva, por lo que decidí hacer un gimnasio”. Este nuevo centro de entrenamiento se creó para ayudar a las personas que quisieran bajar de peso, tonificar sus músculos y reducir el stress.

Pero, después de ver el auge que tuvo el gimnasio, y los nuevos implementos que se conseguían, los boxeadores aficionados y profesionales, también decidieron probar suerte en esta nueva plataforma. “Tenemos equipos muy nuevos, y utilizamos las últimas técnicas en la física, lo de la vieja escuela se ha ido quedando atrás”, agregó Lombardo.

Uno de los entrenadores en este gimnasio es Orlando Soto, quien con 32 peleas ganadas —20 por KO, 11 derrotas, y tres peleas por títulos mundiales— es uno de los mejores boxeadores que ha dado el país. “Esta nueva alternativa es muy provechosa para los boxeadores jóvenes. Yo me hice en el gimnasio de Barraza, pero tener todas las facilidades en un solo lugar, es mucho mejor para el atleta”, manifestó Soto.

Hace un año, se fundó otro gimnasio de boxeo, el Panama KO, a cargo de Giovanni Dorati, quien ha estado vinculado al mundo del boxeo por ocho años.

Al igual que Lombardo, Dorati decidió abrir el gimnasio para el público en general que buscaba una alternativa diferente a la de máquinas y pesas. “Lo abrí para aquellas personas que querían aprender a boxear sin la necesidad del contacto físico”.

Dorati también cree que tener los últimos implementos y tener un ambiente diferente, favorece a los jóvenes pugilistas aficionados y profesionales que han recurrido a su gimnasio. “Claro que les beneficia más entrenar acá. Allá siempre están rodeados de la misma gente y de barrios peligrosos. Acá es un ambiente diferente” dijo. “Además, nosotros tenemos implementos más tecnológicos que en Barraza o Curundú”.

Panama KO también se armó con un gran entrenador: Hilario Zapata, quien fue campeón mundial, y se retiró con un récord de 43 victorias, 14 por KO y 10 derrotas. Zapata aclaró que los boxeadores profesionales que asisten a este gimnasio, lo hacen como su segundo entrenamiento. “Aquí es más liviano, ellos vienen acá más que nada a hacer sparring, a fortalecer su defensa”.

Lo cierto es que los pugilistas que han dado la cara en el mundo del boxeo en el último año han salido de la vieja escuela. Vale la pena pensar entonces si es verdad que las técnicas de los legendarios gimnasios ya han quedado desfasadas. Sólo los resultados que obtengan los asiduos de los nuevos gimnasios podrán dar una luz al respecto.