Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Más Deportes

‘Hay que saber comer, para poder ganar’

PANAMÁ. El deporte es más que patear una bola, dar brazadas o correr. Aunque pareciera extraño, un deportista de alto perfil debe inge...

PANAMÁ. El deporte es más que patear una bola, dar brazadas o correr. Aunque pareciera extraño, un deportista de alto perfil debe ingerir grandes cantidades de alimentos, para poder dar su máximo rendimiento. Un gran axioma de los nutricionistas que trabajan en deporte reza así: “la comida de hace tres meses, hará ganar la justa del presente”.

En Panamá el tema alimentación en los deportistas es bastante distante a esto. Muchos de nuestros atletas no logran llevar un régimen alimenticio apropiado, debido a la falta de recursos económicos. La alimentación de un deportista es más que comer la típica empanada con la chicha, o comer arroz con porotos y carne.

Ejemplo de esto es el nadador estadounidense Michael Phelps, que en solo una sentada puede alimentar a cinco personas. El tritón se come por día 10,000 caloría y cuenta con un físico envidiable.

El caso de Phelps es algo fuera de los normal. Jeff Kotterman, director de la Asociación Nacional de Nutrición del Deporte de Estados Unidos señaló al portal de internet de la BBC de Londres que en el caso de Phelps, con un monto de grasa corporal de 8%, probablemente queme 1.000 calorías por hora de ejercicio durante su entrenamiento de nadador, mientras que el ejercicio equivalente en una persona común -caminar rápidamente- quema entre 170 y 240 calorías.

Gasolina natural

¿Pero qué lleva a estos grandes atletas a ser fenómenos? El secreto está en los alimentos con alta concentración de carbohidratos. Estos se convierten rápidamente en glucógeno, la gasolina natural del cuerpo. La mayor parte de ésta se guarda en el hígado, el resto en las piernas y con una actividad física constante se quema rápido.

La doctora Enitza George, nutricionista, señala que la reserva de las piernas y brazos es utilizada a corto plazo, pero el banco de carbohidratos que se encuentra en el hígado se utiliza como una reserva. Explica que su utilización depende del deporte que se practique.

George señala que un atleta de aproximadamente 20 años y 140 libras, debe ingerir cuando se encuentra en competencia, aproximadamente 4047.1 calorías diarias. “Yo sé que dirán que comiendo tanto, estarán gordos y pesados, pero en realidad estos atletas tienen el metabolismo rápido y eso lo consumen en horas”, señaló.

Un trabajo individual

La diferencia del trabajo nutricional en Panamá se hace de otra forma. Mientras que en otros países toda selección cuenta con un nutricionista, aquí no todas las selecciones cuentan ese apoyo valioso, excepto la selección de fútbol, que cuenta con los servicios del doctor Martín Torres. En una conversación con el galeno, comenta que la nutrición en los atletas es importante y debe estar en manos de un experto. En el caso del fútbol y otros deportes debe ser individualizada. “No es lo mismo comer antes de los entrenamientos, durante ellos, o en competencia”.

Agrega que la dieta en el caso de un futbolista, depender de ciertas variantes. “ En el fútbol y en otros deportes, hay atletas que necesitan rebajar de peso, engordar o ganar masa muscular, así que todos no pueden comer igual”.

Técnicos y entrenadores

Para los técnicos y entrenadores el tema de la nutrición deportiva no es cosa nueva, pero aducen que hay que estar pendiente del atleta, para que siga el plan que se le impone.

Albino Díaz entrena al nadador Edgar Crespo. Díaz comenta que en el caso de Crespo el muchacho come bien y toma sus vitaminas.

El entrenador señala que el problema de los atletas en Panamá es que no comen saludablemente. “ Hay muchos atletas que prefieren la comida chatarra, en vez de comer saludable. Ese tipo de comida no ayuda en nada al rendimiento”, señala. Arístides Bustamante, técnico de béisbol señala que antes no existía tanta tecnología médica y lo atletas comían bien y rendían el 100%. La diferencia es que ahora los alimentos no son del todo naturales.