Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Más Deportes

Caso Saladino

Sobre el incidente en que el atleta Irving Saladino declaró que fue objeto de una discriminación racial del Sr. Raymundo Valdés, adminis...

Sobre el incidente en que el atleta Irving Saladino declaró que fue objeto de una discriminación racial del Sr. Raymundo Valdés, administrador de un edificio en Punta Pacífica, con cierta prudencia el Diario La Prensa tituló: “Confuso incidente en torno a Saladino”. Parte del contenido dice: “El atleta, (Saladino) señaló que se ENTERÓ que hubo comentarios de tipo racista hacia su persona de parte del administrador”.

En declaraciones a RPC Radio dijo: “Fui abordado en el estacionamientos por el administrador, que de manera despectiva le preguntó, que quién era él y qué hacía allí”. “Añadió que en la mañana de ayer, (viernes 3 de Oct.) recibió una carta en que se le indicaba que tenía que desalojar el apartamento”. Veamos lo que declaró el Sr. Raymundo Valdés.

El lunes 6 de Oct. 2008, la reputada periodista Mayín Correa, de una credibilidad y seriedad incuestionable, entrevistó en su programa en Radio KW Continente, al Sr. Raymundo Valdés, acusado de lanzar expresiones discriminatorias contra Saladino, y entre otras cosas dijo: “ Se le preguntó si había alquilado un apartamento en $1,500.00 a Irving Saladino. Contesto que no. A esto agregó que el apartamento fue alquilado al señor de apellido SHEAR, que es amigo de Saladino, a quien ya le habíamos llamado la atención por estar subarrendando el apartamento a unos mexicanos, y se le informó que no podía incurrir en esa acto ilegal. Siguió diciendo Valdés: “Cuando estaba recorriendo el edificio como administrador, descubrí que subía un coche blanco sin placa. Al ver esto me acerqué al conductor que no era Saladino sino el Sr. Shear, y le pregunté: ¿ por qué conducía un coche que no tenía placa?

En el edificio hay un reglamento interno que dice que un arrendatario antes de mudarse del edificio tiene que presentar su documentación a la junta directiva. Le pregunté si arrendaba, y dijo que si. Le pregunté qué apartamento, y me dio el número que era el mismo que con anterioridad el Sr. Shear había subarrendado a unos mexicanos. Los medios dicen que Saladino conducía el coche. Esto es falso y está grabado por las cámaras de seguridad del edificio. Saladino estaba conversando con un conserje a un costado del edificio. No entró en la conversación.

El dia siguiente como el Sr. Shear no había presentado el contrato de arrendamiento, le envíe una nota, no al Sr. Saladino, indicando cuál era el reglamento, y se le dio 24 oras para que presentara el contrato de arriendo y la cédula de identidad. En ninguna parte de la nota decía que se le iba a echar del edificio.” Agregó Valdés: “Por qué hacemos esto Sra. Correa, es porque en este edificio en el pasado hubo dos muertos; aquí ha habido de todo, y por qué se produce esto, es porque personas como el Sr. Shear sub-arriendan sin pedir identificación, y si nosotros permitimos que esto ocurra, con la cantidad de supuestos narcotraficantes que hay en Panamá, esto podría fácilmente convertirse en una guarida para delincuentes. No es un apartahotel sino un edificio habitacional. (Continuará).