Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Más Deportes

Premio al desorden

Para este servidor, no representa una sorpresa la trifulca de grandes proporciones ocurrida en el Estadio 28 de diciembre o Candela Gil ...

Para este servidor, no representa una sorpresa la trifulca de grandes proporciones ocurrida en el Estadio 28 de diciembre o Candela Gil de San Miguelito, entre los oncenos, Árabe Unido de Colón y Sporting del referido distrito. Pues, es parte de la cultura que se viene observando en el fútbol en todos los niveles y áreas donde se desarrolla el fútbol. Basta con ver la conducta de las selecciones juveniles, Sub-20, etc., para observar que atletas panameños son objetos de tarjetas rojas y amarillas por exceso de agresividad en la cancha. Esto obedece en gran parte, a los malos ejemplos de una dirigencia federativa desgastada, pero apoyada por PanDeportes, que violan los preceptos del “Fair Play” que promueve el máximo organismo del fútbol, la FIFA.

Carecen de autoridad moral para implementarlo o exigir que lo cumplan los futbolistas. El “Fiar Play” (Juego Limpio), fue instituido por la FIFA en 1997, en mi opinión, inspirado por el Día Mundial de la Paz de la ONU. La campaña del “Fair Play” de la FIFA que lo entienda el Sr. Ariel Alberto Alvarado, presidente de la FEPAFUT, sus aliados y el DG de PanDeportes, “hadopadrino” de este gremio, es mucho más que la simple promoción de la deportividad en el terreno de juego. Hay que fomentar el “Fair Play” en la sociedad, (fanáticos, etc.), comenzando con nuestro futuro, los niños. Las balaceras en canchas de fútbol, ya sea en San Miguelito o El Chorrillo, no le está enviando un mensaje positivo a los niños ni mucho menos el objetivo del “Fair Play”.

Una dirigencia totalmente inepta y fracasada, en todos los órdenes en el fútbol, que está sustentada por los fracasos internacionales no solo en el fútbol masculino en todas las categorías, sino el fútbol femenino y fútbol sala, se mantiene incólume en el puente de mando, al extremo de que el presidente “AAA”, que es abogado, prácticamente se ha divorciado de su profesión, para convertir al fútbol en su “modus vivendi”, dicen con un salario mensual de $6,000.00, seguro más viáticos, boletos de avión para viajar, etc., está amparado por una modificación de la Res.11-97, la N° 6- 1 del 2 de mayo de 2007, de la “JD” del INDE (Cardoze Sec. Gen), que permite que “AAA” dirija la Fepafut; “vita naturale durante”. Hay más, en PanDeportes Roberto Durán devenga $2,000.00 como Embajador Deportivo sin funciones específicas. ¿Por qué no lo utilizan para dictar charlas a la juventud contra la violencia y el crimen, en especial en El Chorrillo y San Miguelito? No se debe seguir premiando a la deblacle del fútbol, y una dirigencia sin respuesta y autoridad moral, para garantizar su progreso.