Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Más Deportes

Panameño en las nubes

PANAMÁ. Los retos en la vida son como barreras que si no se intentan superar, nunca te darás cuenta de lo que eres capaz.

PANAMÁ. Los retos en la vida son como barreras que si no se intentan superar, nunca te darás cuenta de lo que eres capaz.

Hay panameños que miran más allá del horizonte y tratan de conseguir cosas que marquen su vida para siempre. Un ejemplo fehaciente de ese tipo de panameño es Michael Morales.

Resulta que Michael es un istmeño que ha mirado el mundo desde otro ángulo: arriba de las nubes.

Morales practica el alpinismo. Hijo de padres panameños.

Nacido en los Estados Unidos estudió en la escuela militar Valley Forge Military Academy por tres años (8 – 10), y el resto en una escuela en el sur de la Florida.

Es gerente de una empresa de gas y trabajó como ingeniero de sonido, “he trabajado como instructor de tiro (armas), soy músico frustrado y practico el budismo”, dijo, y tiene como pasión escalar montañas.

Cuenta Morales que siempre le gustó estar al aire libre. De igual forma, se lo debe a su padre. “Mi papá pasa mucho tiempo en la montañas de Sorá, él ha encontrado su pequeño espacio donde explorar y lo hace regularmente”, relata.

Agrega que costó mucho llegar a la cima, pero aún más trabajo para bajar.

“Alaska fue toda una experiencia, estuvimos 25 días en la montaña, pasamos más de una tormenta incluyendo una en el último campamento antes de la cumbre (17,200 pies / 5,242 mts) donde pasamos seis noches a temperaturas de menos -10 a -35ºC y vientos de 100 a 160 km/h. A esa altura, las cosas se complican un poco”, acotó.

AMOR POR LAS ALTURAS  

Este amor por las alturas se reforzó, cuando fue a estudiar budismo por primera vez a Nepal. 

Agrega que su primera experiencia en el alpinismo fue en una expedición a la región del Khumbu, en Nepal, donde además del Monte Everest, se encuentran muchas otras montañas de 5000 a 8000 metros.

Agrega que le costó mucho trabajo llegar a la cima, pero aún más tener que bajarlas.

Al hablar de Nepal, con una sonrisa en rostro, hace un poco de memoria y dice: “Tengo recuerdos de todas las montañas que he escalado. Cada una ha dejado una impresión en mi mente”, explica, y agrega, “Nepal es un lugar muy especial para mí y me identifico mucho con su cultura”.  

RUMBO AL EVEREST

La última excursión de Morales fue en el Monte Mckinley, pero la mente de este visionario no deja de trabajar y desde ya comenta que el otro año se estará uniendo con una expedición que intentará escalar el Monte Everest.

Para Morales, el Everest es como las olimpiadas del alpinismo. Llegar a la cima sería la medalla de oro.

“La expedición por el lado sur del Everest dura entre 45 y 60 días. La expedición se debe terminar a final de mayo, sin embargo esto tiene más que ver con el clima y las condiciones en la montaña que con los días calendarios”, señala.

Esta expedición será especial para el panameño, porque piensa colocar por primer vez la bandera panameña en la cima del Everest, tal como lo ha hecho en las demás montañas.