Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Más Deportes

Faltan 12 días

En mi querido Panamá cuando se habla de profesores de educación física, los que tenemos cierta edad, evocamos el pasado, recordando nomb...

En mi querido Panamá cuando se habla de profesores de educación física, los que tenemos cierta edad, evocamos el pasado, recordando nombres como Perule Romero, Esteban Perdomo, Oscar Suman Carrillo, John Berbey, Oscar Rendoll Gómez, Carpio Tapia, Delmira Pierce, Rodrigo Baruco, Segundo Gutiérrez, Temi Molina, Carlos Manuel Pretelt, Alveo Castro, Jaime Vélez y otros. Eran educadores físicos a tiempo completo, y sobre todo, celosos del mejoramiento del deporte en todo el país. Tenían una vocación de servir por encima del dinero.

Jamás hubiesen hecho un pacto con el silencio o la indiferencia como muchos de sus colegas del presente, que con su ego despliegan títulos de “magíster”, pero con pocas evidencias de su contribución al mejoramiento del deporte y la educación física. No tengo ninguna duda de que estarían en primera fila protestando con vehemencia, la presencia de “monitores” cubanos no para capacitar, sino para estar en las escuelas primarias etc., haciendo labor que es de su competencia.

Desconozco la cantidad de técnicos cubanos que están en Panamá y el costo mensual. El título principal de mi escrito del 8 de marzo de 2008, decía: “¿Cubanización del deporte panameño? Hacía referencia a la presencia de 96 cubanos para un plan que aún desconozco llamado “Juguemos por Panamá”.

Según el coordinador del mismo, el cubano Roberto Cordero, la función “era la de colaborar en el trabajo preparativo y comunitario que se desarrolla en el país con el objetivo de abarcar a todos los sectores poblados llevándolos todo lo que tiene que ver con la cultura física, deporte y recreación”. Estuvieron en Panamá unos cuatro (4) meses.

Para el mes de diciembre de 2008, es decir, dentro de 12 días, PanDeportes anunció la presencia de un contingente similar de cubanos, para el mismo plan, que no conozco a fondo, Juguemos por Panamá. Claro tiene su costo, de acuerdo con el convenio con la empresa CubaDeportes S.A. Lo irónico es que en el año 2000, en Panamá se creó el Instituto Panamericano de Educación Física, (IPEF), que funciona en el DOMO del Campus Universitario en Curundú.

Los egresados están equipados de métodos científicos en las diferentes actividades deportivas, para desempeñarse como promotores de empresas deportivas, programación, planeación y desarrollo de programas deportivos, etc.

Tienen conocimientos de recreación, y lo que es el campamento recreativo, técnicas básicas de la recreación para niños y adultos, así como campamentos recreativos para niños y jóvenes de I y II nivel de enseñanza. Frente a esa realidad, ¿como se explica que inclusive el Ministro de Educación que preside el Consejo Directivo de PanDeportes, ignora que contamos con panameños preparados e idóneos para hacer esa labor de los cubanos?

Es triste que los directivos de la Escuela de Educación Física de la “U” de Panamá, y de las universidades privadas se unen al silencio. Lo peor, los propios educadores físicas, demostrando un bajo nivel de autoestima, amor y orgullo por su profesión, exhiben tremenda indiferencia, con la presencia de cubanos, y supuestamente en los colegios primarios, y en áreas populares como San Miguelito, etc. Veremos si en esta oportunidad llego a entender lo que significa “Juguemos por Panamá”.