Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Más Deportes

El ministerio de Irving Saladino

Hay un viejo refrán que dice: “El que siembra vientos cosecha tempestades”. Fue el mismísimo Dr. Ricardo Sasso, presidente de la FEPAT, ...

Hay un viejo refrán que dice: “El que siembra vientos cosecha tempestades”. Fue el mismísimo Dr. Ricardo Sasso, presidente de la FEPAT, que ahora se queja públicamente que “Irving Saladino no contesta sus llamadas telefónicas, desconoce su paradero, plan de entrenamiento, etc.”, que ayudó a promover la ausencia de ese sentimiento de agradecimiento permanente de este atleta con las personas que lo ayudaron a escalar al pedestal de consagración mundial. Ni se acuerda de algunos.

El Sr. Sasso y Florencio Aguilar, avalaron la falta de Saladino, cuando dijo que el Pres. del COP y el Dr. Carlos Balcázar, permitió que compitiera lesionado en los “JO” de Atenas, Grecia 2004. El delegado del atletismo Ruperto Daley cayó en desgracia con la FEPAT, y no ha vuelto a viajar como delegado por decir la verdad en su informe que esto no era cierto. Saladino nunca agradeció al Pres. del COP por esa última oportunidad de lograr la Marca “B” en Bogotá para asistir a los “JO” de Atenas, que fue la vitrina donde pese a su salto de apenas 7.42 metros, evidenció que tenía talento.

Tuve a bien investigar el “llanto” del jefe de la FEPAT, de que Saladino al parecer reside en la capital, no entrena con Florencio Aguilar, y tiene otro “apoderado”. Irving no ha sido visto en Colón, ya no se comunica con Aguilar ni el Dr. Milton Aguilar que antes lo asistía y le brindaba su ayuda. Hay rumores de que en Panamá su supuesto “apoderado” es el conocido Califa que estuvo vinculado al onceno Plaza Amador. Sasso, quien se negó a hablar del contrato de Saladino, ahora protesta.

Los lectores recordarán que en repetidas oportunidades en este espacio señalé que según el registro oficial de la IAAF, el representante de Irving Saladino hasta el 2008 es Ellen Van Langen de Holanda que está vinculada a la empresa “Global Sports Communication”, de propiedad de Jos Hermens, que se dedica a representar a atletas internacionales del atletismo, y entre ellos están Kenenisa Bekele, Haile Gebrsellassie Ignisiuos Gaisah.

El Sr. Sasso nunca quiso revelar las condiciones de este contrato. Ahora con “lágrimas” y por conveniencia, invoca la violación de la Regla 19 de la IAAF, (representantes de atletas). Reitero que dicha regla señala que las federaciones afiliadas pueden permitir que sus atletas utilicen los servicios de un representante de atletas autorizado para asistir en las cooperación con la federación en la planificación, arreglo y negociación del programa del atleta, está sujeto a un contrato escrito entre el atleta y su representante y debe contener los términos mínimos en las reglas de la IAAF.

El Punto 5º de la Regla 19 dice, y ojalá lo sabe Califa y Saladino, dice: “Cualquier atleta que use un representante no autorizado está sujeto a una sanción de acuerdo con las reglas de la IAAF”. El 16 de enero 2009 finalizó la fecha para el registro con la IAAF.

No hay duda de que Saladino es víctima de su nueva condición de estrella del atletismo a nivel mundial, y máximo ídolo a nivel nacional. Ha perdido la humildad, y está siendo absorbido por sus nuevos amigos y consejeros. Su padre ha contribuido a esa pérdida de humildad con su pésimo ejemplo cuando incurrió en la profanación imperdonable de promover un ultraje contra el miembro panameño del COI, quien por designación del Pres. del COI, le puso la medalla de oro en Beijing. Es hora de aconsejar a Saladino de que la gloria es pasajera, y si no entrena con seriedad le espera las derrotas.