25 de Sep de 2022

Más Deportes

Panameños buscarán ser protagonistas

PANAMÁ. Hasta el año pasado, Mariano Rivera había sido el último panameño, en la temporada del 2000 con los Yanquis de Nueva York, en p...

PANAMÁ. Hasta el año pasado, Mariano Rivera había sido el último panameño, en la temporada del 2000 con los Yanquis de Nueva York, en probar el dulce néctar de convertirse en campeones mundiales en las Grandes Ligas.

Pero el chiricano Carlos Ruiz rompió con sus Filis de Filadelfia la amarga seguía canalera, y con una excelente labor defensiva, fue parte fundamental en la consecución del anillo para los de la Nacional.

Este año, el máscara tendrá que disputarse con varios compañeros la titularidad atrás del plato, ya que esta fue una de las posiciones más reforzadas por los actuales monarcas.

Según el propio Ruiz, una mejora en su parte ofensiva será de gran valor en la disputa por la receptoría.

El coclesano Carlos Lee, de los Astros de Houston, estaba encaminado en conseguir en el 2008 su mejor temporada en las mayores, pero una desafortunada lesión lo mantuvo afuera durante la última etapa de la campaña.

“El caballo” como le denominan al canalero en los Estados Unidos, ha declarado que se ha recuperado de la fractura de su dedo meñique, aunque si tomamos en cuenta su actuación en el Clásico Mundial con Panamá, pareciera todavía no estar en su cien por ciento.

De todas maneras, quedó demostrado en el 2008, que junto a Lance Berkman, el panameño es una de las bujías ofensivas del equipo texano.

Mariano Rivera, de los Yanquis de Nueva York, tendrá nuevamente la oportunidad de acortar el récord de salvamentos de por vida en las mayores, el cual todavía seguirá aumentando por la activa carrera de su poseedor, Trevor Hoffman.

El chorrerano, si bien no tuvo la mejor temporada de su carrera en el 2008, sorprendió a muchos tras su gran desempeño, en el que permaneció con una efectividad inmaculada hasta su décima quinta salida, en la que le permitió una carrera a los Rays de Tampa Bay.

Esta gran actuación, permitió que a pesar de una gran reestructuración en el pitcheo neoyorquino, la organización le depositara la confianza en seguir poniendo el candado en los más cerrados compromisos.

DE MAL EN PEOR

A uno que no le fue bien en el 2008 fue al chilibreño Manny Corpas, de los Roqueños de Colorado, quien tras ser una pieza fundamental en la aventura de su equipo en la Serie Mundial del 2007, no pudo mantener el ritmo y fue despojado de la posición de cerrador en la pasada campaña.

Corpas tuvo un mal inicio, por que el director, Clint Hurdle, prefirió devolverle a Brian Fuentes el lugar que en tiempos pasados le había sido arrebatado por el propio panameño.

Este año, el derecho ya declaró que no comenzará como el taponero de los de Colorado, y tendrá que esforzarse por volver a ser considerado como el próximo Mariano Rivera, como lo habían denominados algunos anticipados periodistas norteamericanos.

Manny Acosta, de los Bravos de Atlanta, no tendrá la oportunidad de iniciar esta temporada en la gran carpa.

El colonense fue relegado a la sede de la Triple A del equipo, por lo que tendrá que batallar con varios jóvenes prospectos por un posible ascenso cuando sea necesario.

Acosta, quien había comenzado satisfactoriamente el 2008, fue víctima de un par de malas actuaciones y de una contundente lesión, que no le permitió tratar de demostrar el por que había llegado a las ligas mayores.