Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Más Deportes

El salto que nunca llegó en la Gala Dorada

PANAMÁ. La debacle de Irving Saladino en el panorama del salto de longitud a nivel mundial, preocupa de cara al campeonato mundial.

PANAMÁ. La debacle de Irving Saladino en el panorama del salto de longitud a nivel mundial, preocupa de cara al campeonato mundial.

Saladino volvió a caer, ayer, en la Gala Dorada, en Roma, nuevamente de manos del norteamericano Dwigth Phillips.

Pero más que la derrota para los panameños que siguen la carrera de Saladino es una preocupación que nuestro campeón esté dando muestras de debilidad.

Ayer mientras muchos nacionales seguían la competencia vía internet, el campeón mundial y olímpico los dejó con muchas dudas, por el salto que nunca llegó en la Gala Dorada. Muchos panameños incesantemente pulsaban el “F5” en sus computadoras, con la esperanza de alguna mejora, pero la situación nunca cambió, Saladino saltó 8.27; mientras que Phillips levantaba los brazos en señal de triunfo, otra vez, con un impulso de 8.61.

¿QUÉ LE PASARÁ A SALADINO?

Al César lo que es del César y es por eso que consultamos a algunos técnicos y conocedores de la disciplina y coincidieron en que la falla de Saladino es la carrera y la aproximación a la tabla.

Florencio Aguilar, el entrenador de Saladino en Panamá, señaló que “hay problemas con las faltas y eso refleja un problema en la carrera”.

Aguilar señala que este problema lo tenía Phillips, pero lo corrigió y es por eso que ha mejorado en sus saltos. “Si no corrige eso a tiempo, antes del mundial, creo que será difícil ganarle a Phillips”, indicó.

Pedro Aguilar, otro reconocido entrenador y parte de la comisión técnica del Comité Olímpico de Panamá, es consciente que Saladino es un fenómeno, pero hay un bajón preocupante. “Además de los problemas en la aproximación a la tabla, a Irving le puede estar afectando la acumulación de cargas y la excesiva cantidad de competencias, al año”, señaló. Aguilar piensa que hay que trabajar en esos errores, cuanto antes, si se quiere salvar la corona mundial del panameño.