Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Más Deportes

Una camisa demasiado grande

Ante la derrota del seleccionado panameño frente a su similar de Estados Unidos y la consecuente eliminación en COPA DE ORO, cobra vigen...

Ante la derrota del seleccionado panameño frente a su similar de Estados Unidos y la consecuente eliminación en COPA DE ORO, cobra vigencia la sentencia de Laurence J. Peter: "En una jerarquía, se puede ascender hasta su nivel de incompetencia".

Interpretando la cita de este célebre pedagogo canadiense concluiríamos que, a Gary Stempel, el cargo de director técnico del seleccionado nacional en un evento de alto nivel le queda DEMASIADO GRANDE.

Porque a filosofía del deporte moderno, basándose en el PRINCIPIO DE PETER, exige un alto nivel de capacidad profesional en sus conductores y atletas para que sus organizaciones sean exitosas.

EL PRINCIPIO DE PETER manifiesta que los puestos de alta dirección muchas veces son ocupados por personas sin la suficiente calificación para ejercerlos, lo que conduce a graves errores en las decisiones que se toman.

Pero más allá de la manifiesta falta de jerarquía de Stempel para dirigir al equipo panameño en COPA DE ORO, están los responsables que son quienes lo eligieron equivocadamente.

Valgan las comparaciones: no es lo mismo ser exitoso vendiendo en una abarrotería, que administrar un supermercado. No es igual dirigir seleccionados en categorías inferiores ni en ligas ni torneos de poca monta que manejar jugadores profesionales en un seleccionado nacional.

Sin duda que en la COPA DE ORO, la camisa le quedó demasiado grande a un técnico, que con justicia debemos reconocerlos, nos dio satisfaciones en competencias de menor nivel.

A Stempel le caería al dedillo la frase lapidaria de Ortega y Gasset al referirse a personas que equivocadamente dieron un brinco a cargos superiores: "deberían descender a su grado inmediatamente inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes".

El PRINCIPIO DE PETER debe ser para la FEDERACIÓN PANAMEÑA DE FÚTBOL una advertencia a tener muy en cuenta para designar al próximo seleccionador nacional. Así sea.