Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Más Deportes

Cueva ‘india’ tiene múltiples defectos constructivos

PANAMÁ. La bola pica y se extiende en el estadio Omar Torrijos Herrera, de Santiago. Y no por un batazo en el terreno de juegos, sino ...

PANAMÁ. La bola pica y se extiende en el estadio Omar Torrijos Herrera, de Santiago. Y no por un batazo en el terreno de juegos, sino por los múltiples defectos constructivos, que enumeró ayer Carlos Herrera, director de Arquitectura e Ingeniería, del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes).

Durante una presentación casi magistral, Herrera mostró a La Estrella una gran cantidad de fotos, como prueba de que al coliseo deportivo le faltan varios acabados, los cuales deben ser subsanados en los próximos dos meses por Aprocasa, empresa contratista de la obra.

Herrera también aclaró que no son fallas estructurales, como al parecer, por equivocación, declaró Marcos Robles, nuevo director regional de Pandeportes en Veraguas.

El funcionario detalló que en el estadio Omar Torrijos se encontraron deficiencias arquitectónicas de acabado como lo son: repellos si efectuarse, mochetas sin hacerse, rajaduras en paredes, ventanas ornamentales sin terminar, losas mal colocadas, que producen acumulación de aguas, filtraciones y un ramal del campo del filtración que produce inundaciones en el campo de juegos.

“Tu ves el estadio a primera vista y se ve precioso, pero cuando te metes y sabes de construcción lo primero que ves son defectos. Están omitiendo trabajo, es una obra de cinco millones de dólares. Mira esas ventanas mal terminadas, cualquiera empuja estos ornamentales, los echa abajo y mata a alguien”, aseguró Herrera, quien calificó de unas cochinadas y chambonadas varias acabados a medias del estadio santiagueño.

La Estrella intentó obtener una reacción de Arturo Diez, de la empresa Aprocosa, pero no se encontraba en su oficina, se le dejó en dos ocasiones los teléfonos para que nos devolviera la llamada y tampoco hubo comunicación al cierre de esta edición.