Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Más Deportes

El adiós a nuestro más grande dirigente

PANAMÁ. Me parece haber conocido al doctor Elías Córdova Jr. desde que tengo uso de razón. Y no porque fuera cercano a su familia o s...

PANAMÁ. Me parece haber conocido al doctor Elías Córdova Jr. desde que tengo uso de razón. Y no porque fuera cercano a su familia o su amigo personal, sino por el hecho de que su nombre estuvo vinculado de manera directa al desarrollo de la llamada "Época de Oro" del boxeo panameño.

Desde niño, cuando acudía a las funciones de boxeo, sabía que había un señor de rostro adusto y porte elegante al que todos respetaban. Era el presidente de la Comisión de Boxeo Profesional de Panamá y alto dirigente de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Todos lo conocían, era "el doctor Córdova".

A raíz del surgimiento del programa Lo Mejor del Boxeo de Juan Carlos Tapia, pude conocerlo mucho más. Eran relativamente frecuentes sus participaciones en el programa y no podré olvidar el día que Tapia lo entrevistó junto al presidente del Consejo Mundial de Boxeo, José Sulaimán.

Hacía algunos meses que Córdova había sido escogido como presidente de la AMB y Sulaimán acababa de ascender a la máxima dirigencia del CMB. Pero a diferencia del mexicano, Córdova era el primer latino que llegaba a ocupar el más alto cargo del más antiguo organismo rector del boxeo mundial. Otro recuerdo imborrable en mi mente fue aquella noche en la que Roberto Durán se coronó campeón superwelter al derrotar a Davey Moore en el Garden.

La escena donde Córdova sostiene por la cintura a un emocionado "Cholo" que comparte con los aficionados desde el borde del ring el grito de "Durán?. Durán? Durán", es una gráfica clásica que muestra al gran campeón y al gran dirigente.

Ya en el ejercicio de mi carrera como periodista compartí innumerables momentos con él. Me impactaba su carácter de hombre recto y la recia personalidad que trascendía de su anciano cuerpo. En los treinta años de Lo Mejor del Boxeo, Juan Carlos lo premió como el más grande dirigente latino, distinción que a nadie sorprendió porque los méritos le sobraban.

Aún siendo octogenario, no faltaba a las funciones de boxeo y aportaba su presencia en los grandes eventos, en compañía de su hija Leyda y su nieto Franklyn. Por haber tenido el gusto de estudiar sus ejecutorias es que puedo compartir que Elías M. Córdova Jr. nació en la ciudad de Panamá el 9 de febrero de 1917. Realizó sus estudios secundarios en el Instituto Nacional y se hizo médico cirujano en la República del Ecuador. Ingresó a la Comisión de Boxeo Profesional de Panamá (Comibox) en 1957 y fue su presidente durante dieciocho años.

Durante su administración se realizaron en Panamá 12 peleas de campeonato mundial en menos de dos años, pero en 1965 ya le había tocado presidir la Comibox, la histórica noche en que Ismael Laguna derrotó a Carlos Ortiz. Fue miembro del comité ejecutivo de la Asociación Mundial de Boxeo desde 1965 y su vicepresidente desde ese año hasta 1974, cuando hace historia al convertirse en el primer presidente latinomericano de esa entidad en cincuenta años de fundación.

Llegó a ser supervisor en más de mil peleas de título mundial y el primer presidente de la AMB en ser reelecto por tres periodos consecutivos, las dos primeras, por aclamación.

A los 92 años cumplió su ciclo terrenal, pero dejó un legado difícil de igualar y aportes tan sólidos que lo vinculan de manera imperecedera a la historia del boxeo mundial.